El modelo checo reúne una serie de cualidades que lo convierten en un vehículo familiar ejemplar.

Cuando hablamos de un vehículo familiar, en los últimos años, tendemos a pensar que los SUV o todocaminos son las únicas opciones válidas para transportar a nuestros hijos a diario y en nuestras excursiones de fin de semana o vacaciones. Sin embargo, eso no es del todo cierto, puesto que las berlinas familiares todavía reclaman ese puesto con argumentos tan sólidos como los del Skoda Octavia Scout 2021.

Es el protagonista de una nueva entrega de nuestro habitual '¿Qué coche comprar?', en el que analizamos los aspectos más positivos y aquellos que debe mejorar el modelo que se somete a nuestra prueba. En este caso, la combinación de una carrocería familiar, de generosas proporciones, el conocido motor 2.0 TDI con 200 CV, la tracción 4x4 y el cambio automático de doble embrague DSG, con 7 velocidades, conforman un bocado muy apetecible. 

Galería: Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 200 CV DSG 4x4 prueba

Como decimos, el Skoda Octavia siempre ha apostado por una suma de virtudes enfocadas a la máxima practicidad y versatilidad en cada una de sus versiones. El apellido 'Scout' lo estrenó el Octavia y posteriormente ha ido sumando modelos a la saga, de diferente tamaño y condición, pero el genuino siempre será el Octavia Scout.

Hablamos de una berlina de generosas proporciones, como demuestran los 4,70 metros de longitud, por 1,83 de ancho y 1,51 metros de alto. La distancia entre ejes es de 2,69 metros, por lo que te puedes imaginar que el habitáculo disfruta de una óptima habitabilidad, a la que debemos sumarle las ventajas de disponer de una maletero con 610 litros de capacidad y multitud de detalles prácticos para organizar o sujetar la carga.

Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 200 CV DSG 4x4 prueba

En el plano estético, el Octavia Scout reproduce los códigos de estilo de la última generación de la berlina checa, con un frontal moderno, donde destaca el diseño de las ópticas principales, la generosa parrilla remarcada por adornos cromados o la zaga, con un diseño muy dinámico, acompañada por el difusor inferior, en color plateado, en contraste con las protecciones de material plástico ubicadas en la parte perimetral de la carrocería, además de los pasos de rueda.

Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 200 CV DSG 4x4 prueba

Otro detalle a tener en cuenta es que probamos la versión 2.0 TDI, con 200 CV, que pasa por ser la opción más potente disponible. En esta generación, respecto a la anterior de 2017, se da la particularidad de que las versiones 4x4 solo se pueden asociar a las mecánicas turbodiésel, puesto que los motores de gasolina y de hibridación ligera son obligatoriamente 4x2.

Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 200 CV DSG 4x4 prueba

En nuestro caso, hablamos de un vehículo con una velocidad máxima de 230 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos, lo que demuestra que es un modelo ágil y poderoso.

Una viveza que no está reñida con reducidas cifras de consumo, como demuestran los 5,7 litros cada 100 kilómetros que declara de consumo medio oficial, según el ciclo WLTP. Si tenemos en cuenta que el depósito de carburante es de 55 litros, el modelo checo tiene una autonomía máxima teórica de 964 kilómetros, lo que está muy bien para afrontar trayectos de largo recorrido.

Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 200 CV DSG 4x4 prueba
Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 200 CV DSG 4x4 prueba

En el interior, cinco adultos pueden viajar de forma holgada y las plazas delanteras destacan por anchura. Si le sumamos la opción de los asientos ergonómicos, lo cierto es que parece que estamos sentados en las butacas de nuestro salón, aunque todo envuelto en un ambiente moderno y tecnológico, como demuestra la enorme pantalla del sistema de infoentretenimiento, de 10,0 pulgadas. Además, gracias al sistema SmartLink, disfrutaremos de los protocolos Apple CarPlay, Android Auto y MirrorLink, con función inalámbrica.

Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 200 CV DSG 4x4 prueba

Por último, el precio del Skoda Octavia Scout 2.0 TDI 200 CV DSG 4x4 2021 arranca en los 39.110 euros, sin aplicar los descuentos promocionales del fabricante.

Una vez hecha esa rebaja, nos moveremos en el entorno de los 35.000 euros, una cantidad bastante razonable para la suma de virtudes que propone esta berlina familiar, con la que perderte en mitad del campo con tu familia, más que en un problema, se convierte en una bendición.

Skoda Octavia Scout 2.0 TDI 200 CV DSG 4x4 2021

Motor Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.998 cm³
Potencia 200 CV entre 3.600 y 4.100 rpm
Par máximo 400 Nm entre 1.750 y 3.500 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague DSG, 7 velocidades
0-100 km/h 6,8 s
Velocidad máxima 230 km/h
Tracción Integral
Longitud 4,70 m
Anchura 1,83 m
Altura 1,51 m
Peso en vacío 1.527 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 610 l
Precio base 39.110 euros