La marca española ofrece soluciones 100% eléctricas, como son dos patinetes y una moto, perfectas para la moverse en el día a día.

Teniendo en cuenta todo lo que ha cambiado nuestra vida en el último año y medio, decir que la movilidad también está viviendo su propia transformación podría parecer un detalle superficial o incluso menor. Sin embargo, no lo es.

Porque en cierto modo, volver a movernos es volver a recuperar la libertad que tanto hemos echado de menos. Y puestos a ponernos en marcha, queremos hacerlo más rápido, más fácil y más limpio. Y por supuesto, más conectados.

Por eso, en esta ocasión, queremos detenernos en descubrir qué ofrece SEAT MÓ a los usuarios que buscan una nueva forma de moverse. A los que quieren viajar en eléctrico. A los que no quieren volver a depender al 100% del transporte público. A los que les gusta el coche, pero lo dejan aparcado hasta las escapadas de fin de semana.

Galería: SEAT MÓ: patiente y moto eléctricos, para la movilidad urbana

Ante una revolución de movilidad como la que vivimos, una gran marca de coches puede hacer dos cosas, cruzarse de brazos y dejar pasar el tren o escuchar y dar respuesta a esas nuevas tendencias. Y, desde luego, no nos cabe duda de que SEAT ha tomado el camino correcto.

A fin de cuentas, a todos los coches multienergía que la marca ofrece hoy en día (gasolina, diésel, GNC, híbridos enchufables y eléctricos), ahora, SEAT MÓ añade dos modelos de patinete y un scooter eléctrico que hacen de la electricidad su razón de ser y su fuente de alimentación.

Empezando por los patinetes eléctricos, SEAT MÓ ofrece dos modelos distintos, el eKickScooter 25 y el eKickScooter 65. La diferencia entre ambos radica, principalmente, en el tamaño de la batería, así como en sus prestaciones y autonomía.

La versión de acceso es más ligera y, tal vez, más apropiada si se va a utilizar en trayectos combinados con el transporte público (aunque se puede viajar con ambos en autobús, metro o cercanías), convirtiéndose en una excelente solución de 'última milla'.

Este representante anuncia un peso de 12,5 kilos, ofrece 25 kilómetros de autonomía y puede llegar a alcanzar los 25 km/h de velocidad máxima. Su precio es de 449 euros y el tiempo necesario para llevar a cabo la recarga de la batería alcanza las tres horas y media, en un enchufe convencional.

SEAT MÓ: patiente y moto eléctricos, para la movilidad urbana

El segundo modelo de la gama es el eKickScooter 65, el patinete eléctrico que protagoniza nuestra prueba. En este caso, cuenta con una batería mayor, que hace que su rango de uso crezca de manera notable: 65 kilómetros de autonomía eléctrica, combinados con una velocidad máxima de 20 km/h (está autolimitada, de lo contrario, podría llegar a los 65 km/h).

Obviamente, analizando sus cualidades, con el podrás moverte con total libertad por la ciudad, sin que sea necesario recargarlo todos los días. Y, aunque puedas subir con él al transporte público, con tanta autonomía, lo más sencillo es usarlo de modo único.

Tal y como te contamos en el vídeo, cuenta con luz delantera y trasera, timbre y se puede conectar al móvil, a través de una aplicación de Segway (el fabricante). Además, puede enfrentarse a rampas de hasta un 20% de desnivel y ofrece tres modos de conducción: Eco, City y Sport. Si hablamos de precio, la cifra a desembolsar es de 799 euros.

SEAT MÓ: patiente y moto eléctricos, para la movilidad urbana

Siguiendo con las dos ruedas, pero ya en formato de moto, nos encontramos con la eScooter 125 de SEAT MÓ, una solución perfecta para moverse por una gran ciudad y sus alrededores. En resumen, nos encontramos ante un scooter equivalente a uno de 125, por lo que se puede conducir con el carné de coche.

Eso sí, lo que ya no resulta tan habitual es que se pueda disfrutar de ella mediante tres fórmulas distintas: compra tradicional, por 6.250 euros (4.950, con el Plan MOVES III), servicios de moto-sharing, en ciudades como Barcelona o L'Hospitalet de Llobregat, o alquiler, desde 70 euros a la semana o 150 euros al mes. 

SEAT MÓ: patiente y moto eléctricos, para la movilidad urbana

Un punto a favor de la eScooter 125 son los 125 kilómetros que homologa, en términos de autonomía 100% eléctrica. Una cifra que, con una media de recorridos urbanos de unos 30 kilómetros diarios, haría que solo fuera necesario cargarlo una vez cada cuatro días.

Aunque llegados a este caso, hay que hacer una aclaración importante. A diferencia de lo que pueda pasar con un coche eléctrico, no hace falta contar con un punto de carga específico en casa.

¿El motivo? Basta con sacar la batería de la moto, que se convierte en una especie de 'trolley' con asa y ruedas, y llevarla con nosotros hasta el punto en el que queramos enchufarla. Así de sencillo. Así de cómodo.

SEAT MÓ: patiente y moto eléctricos, para la movilidad urbana

Disponible en tres colores, Rojo Daring, Gris Aluminium y Blanco Oxygen, la eScooter 125 es capaz de acelerar de 0 a 50 km/h en 3,9 segundos, por lo se mueve con mucha agilidad por el tráfico urbano. Además, cuenta con tres modos de conducción, City, Sport y Eco, así como con una cómoda función de marcha atrás, con dos velocidades, que facilita mucho las maniobras en parado.

Y, al igual que sucede con el patinete, existe una aplicación para el smartphone (MY SEAT MÓ), en este caso propia de SEAT, que permite localizar la moto y conocer su estado en tiempo real (autonomía, distancia), pero también abrir el compartimento de carga o bloquearla.

SEAT MÓ: patiente y moto eléctricos, para la movilidad urbana

Sin querer adelantarte el resultado de la prueba que hemos llevado a cabo (tienes el vídeo encabezando el post), nuestra idea ha sido sacar el máximo rendimiento de ambos vehículos en las calles de una gran ciudad como es Madrid.

Para ello, hemos simulado una pequeña 'competición', entre moto y patín, pero siempre cumpliendo con todas las normas, tanto sanitarias como de circulación. Que en el caso del patinete, no está de más recordar: prohibido circular por aceras, velocidad de entre 6 y los 25 km/h, certificado de circulación...

SEAT MÓ: patiente y moto eléctricos, para la movilidad urbana

Nuestro agradecimiento a Medis Grupo por la cesión del equipamiento de moto empleado en esta prueba, compuesto por el casco GIVI X-21, la chaqueta HEVIK Portland y los guantes HEVIK ZEUS.