Abandona la propulsión trasera, aumenta la habitabilidad y la carga tecnológica... y continúa con un destacado tacto deportivo.

A veces, ir a contracorriente no se valora todo lo que se merece. Para los especialistas y unos pocos aficionados, siempre es un plus contar con un compacto de propulsión trasera, pero para la mayoría de clientes, esa característica pasa desapercibida. El BMW Serie 1 2019 varía de eje motriz (ahora es el delantero), resulta un modelo más práctico y continúa con su afamado tacto deportivo.

En esta primera prueba, comprobamos que la tercera generación del modelo alemán apuesta sobre seguro, centrándose en los aspectos más demandados por los potenciales compradores, empezando por un diseño atractivo.   

En este ámbito, el automóvil germano hereda rasgos de otros modelos de la casa, como el Serie 3 y el X5. La parrilla de doble riñón cobra más protagonismo y los faros y pilotos más angulosos generan un mayor impacto visual. Asimismo, la carrocería aglutina líneas marcadas y llantas con diámetros de entre 16 y 19 pulgadas.

Como suele suceder en las nuevas generaciones, el habitáculo suma tecnología de manera absoluta. Así, cabe destacar el sistema BMW Live Cockpit Professional, compuesto por dos pantallas de 10,25 pulgadas, como máximo, para la instrumentación y el equipo de infoentretenimiento, que integra el sistema operativo 7.0 de BMW, el más avanzado de la marca, con control gestual.

Galería: BMW Serie 1 2019

Tampoco falta un enorme Head-up Display, en este caso de 9,2 pulgadas, si bien los mandos de la climatización son físicos, una decisión acertada, bajo mi juicio personal. La carga inalámbrica de teléfonos móviles y el techo panorámico completan las principales primicias en el interior. 

Los argumentos tecnológicos continúan con otras 'píldoras', como la tecnología Reversing Assistant, que permite al coche realizar por sí mismo, a la inversa, los últimos 50 metros recorridos, si se ha conducido a una velocidad inferior a 35 km/h. 

BMW Serie 1 2019

Si nos centramos en las dimensiones, hay sorpresas, debido al cambio de posición del motor. Al colocarlo transversalmente, no ha hecho falta aumentar la longitud del vehículo para conseguir un mayor espacio interior y un maletero más capaz.

Explicado en cifras, el BMW Serie 1 2019 mide 4,31 metros de largo, 5 milímetros menos que su antecesor, pese a lo cual, en las plazas posteriores, los ocupantes disponen de 33 milímetros más para las piernas. Asimismo, la capacidad para el equipaje alcanza los 380 litros, una cifra exacta al actual Volkswagen Golf. 

Además, el coche es 34 milímetros más ancho y 13 más alto, lo que va en beneficio de un aplomo destacado, como detallaré a continuación. Los voladizos cortos continúan siendo una de sus señas de identidad, al igual que el habitáculo en posición retrasada, lo que otorga una vista lateral realmente especial. 

BMW Serie 1 2019

Si pasamos a los motores, nos encontramos, de inicio, con cinco opciones con tres y cuatro cilindros. En gasolina, se pueden escoger las variantes 118i y M135i xDrive, con 140 y 306 CV, respectivamente, a partir de bloques de 1,5 y 2,0 litros de cilindrada.

Por su parte, la oferta de gasóleo se centra en tres propulsores de 116, 150 y 190 CV, para las versiones 116d, 118d y 120d. El primero cubica 1,5 litros, mientras que los otros dos alcanzan los 2,0 litros.

BMW Serie 1 2019

Las dos versiones tricilíndricas, 118i y 116d, pueden equipar opcionalmente la transmisión automática de doble embrague Steptronic, con siete velocidades. Por su parte, la caja con convertidor de par de ocho marchas, homónima, está disponible con sobreprecio en el 118d y es de serie para el 120d xDrive.   

Por último, el cambio Steptronic Sport, también con convertidor, junto a la dirección deportiva M y un diferencial autoblocante para el eje delantero, forman parte del M135i xDrive. 

BMW Serie 1 2019

En el mercado español, el BMW Serie 1 2019 puede adquirirse con los acabados Advantage, Sport y M Sport. Este último, incluye de serie la suspensión del mismo nombre, más firme, que reduce en 10 milímetros la altura libre de la carrocería al suelo.

Igualmente, el cliente puede decantarse por la suspensión adaptativa VDC (Variable Damper Control), con dos programas a elegir, Comfort o Sport, mediante el control dinámico de la conducción Driving Experience Control.  

BMW Serie 1 2019

¿Tarifas? El nuevo compacto ya se encuentra a la venta desde 28.800 euros, en la variante 118i, mientras que el precio de acceso a la gama diésel asciende a 29.150. A continuación, se encuentran los 118d y 120d xDrive, por 31.050 y 40.800 euros, respectivamente. Por último, el M135i xDrive cuesta 51.700 euros. Ya sabes que la carrocería de tres puertas desaparece del catálogo.

Por cierto, para todo aquel que quiera personalizar el vehículo, los accesorios M Performance satisfarán a los que busquen un atuendo verdaderamente deportivo. 

BMW Serie 1 2019

En nuestra toma de contacto, analizamos el BMW 118i M Sport, dotado de una mecánica turboalimentada, tricilíndrica, con 1,5 litros y 140 CV, asociada al cambio manual de seis velocidades. 

A pesar de su arquitectura, a este motor no se le puede reprochar nada en cuanto a vibraciones y rendimiento en bajas vueltas. Quizá, no ofrece un régimen intermedio tan poderoso como otros bloques de cuatro cilindros, pero las prestaciones del coche hablan por sí solas: 213 km/h de velocidad punta y 8,5 segundos para acelerar de 0 a 100. 

En función de los gustos personales, puede gustar mucho o poco que apenas suene en el interior, incluso apurando el régimen de vueltas. En cuanto al consumo, no es difícil situarse en el entorno de los 6,5 litros cada 100 kilómetros, una cifra cercana a los 5,7 que homologa.  

BMW M135i xDrive 2019

En materia de chasis, aun con la suspensión M Sport, el coche supera con suficiente comodidad las diferentes irregularidades que se presentan y, por supuesto, representa una de las mejores alternativas del segmento a la hora de tomar curvas.

El nuevo Serie 1 traza los giros de forma magistral y permite cambiar de trayectoria, en pleno apoyo, sin descomponerse lo más mínimo. La asistencia de la dirección me parece perfecta, al igual que la contundencia del equipo de frenos, por lo que no te vas a cansar de enlazar una curva tras otra. 

Por lo tanto, estamos ante un vehículo perfecto para largos desplazamientos y, también, una alternativa fabulosa ante cualquier secundaria divertida. Sin duda, es uno de los compactos más completos del segmento... y hay unos cuantos.

BMW 118i

Motor Gasolina, tres cilindros en línea, turboalimentado, 1.499 cm3
Potencia 140 CV entre 4.200 y 6.500 rpm / 220 Nm entre 1.480 y 4.600 rpm
Caja de cambios Manual, 6 velocidades
0-100 km/h 8,5 segundos
Velocidad máxima 213 km/h
Consumo 5,7 l/100 km
Tracción Delantera
Peso en vacío 1.290 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 380 l
Precio base 28.800 euros

Galería: BMW M135i xDrive 2019