Pero al volante, la berlina japonesa no solo garantiza comodidad; también, un dinamismo que llega a sorprender.

Al igual que sucede con el Toyota Camry, un modelo con el que comparte una importante cantidad de componentes, el Lexus ES es un modelo tremendamente conocido… fuera de nuestras fronteras. Y si no, que se lo pregunten a los conductores estadounidenses, que han podido disfrutarlo a lo largo de siete generaciones, desde 1989.

Sin embargo, parece que el Lexus ES 300h 2019 ha llegado a los mercados europeos para quedarse. Sustituto natural del GS, esta nueva berlina de representación es mucho más grande y tecnológica que el modelo al que sustituye, tal y como demuestra en esta prueba.

Galería: Prueba Lexus ES 300h Luxury

De hecho, son varios los factores que sorprenden de este nuevo modelo, más allá de que casi alcance los 5,0 metros de longitud (se queda en 4,98 metros).

Por ejemplo, que recurra a la tracción delantera, al estar construido sobre la nueva plataforma modular GA-K. Porque, que solo se comercialice con un sistema de propulsión híbrido, no creo que sea algo que sorprenda a nadie…

Lexus ES 300H 2019: sistema híbrido evolucionado

Bajo la carrocería, este elegante modelo recurre a la última entrega del tren de propulsión híbrido de la marca, que sigue siendo de tipo convencional (esto es, no enchufable). ¿Cómo obtiene entonces la electricidad necesaria para funcionar? Básicamente, a través del motor de combustión y de la regeneración de energía en las fases de deceleración y frenado.

 

Dicho esto, la piedra angular del sistema Lexus Hybrid Drive es un motor atmosférico de gasolina, de ciclo Atkinson, con cuatro cilindros y 2,5 litros, que entrega 178 CV de potencia. Por su parte, la unidad eléctrica, que es más compacta que nunca, declara 143 CV, obteniéndose así una potencia máxima combinada de 218 CV.

Respecto a las mejoras, también llegan al generador, cuya posición pasa de coaxial a transaxel, a la transmisión, que es más pequeña y ofrece seis etapas prefijadas, y a la batería, que es más baja y se ubica bajo los asientos.

¿Y el consumo? Pues la cifra homologada se queda en los 5,3 litros cada 100 kilómetros, que no es un mal dato para un coche de su peso y dimensiones. Algo más 'normalitas' son sus prestaciones, ya que debe conformarse con 180 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 en 8,9 segundos.

Prueba Lexus ES 300h Luxury

Lexus ES 300h 2019: grande y espacioso

Entre tanto tecnicismo, casi nos habíamos olvidado del aspecto estético y de la vida a bordo. Como bien mencionamos al principio, sus medidas son generosas, con 4,98 metros de largo, 4,87 de ancho y 1,45 de alto. Por su parte, la batalla alcanza los 2,87 metros.

Respecto al diseño, es cierto que no es tan llamativo como otros productos de la marca; algo lógico, teniendo en cuenta el segmento en el que nos encontramos, donde reina la elegancia y la sobriedad. Sin embargo, sí que consigue diferenciarse de sus competidores, gracias a unas líneas afiladas, a la gran parrilla frontal o a los trazos de los grupos ópticos, con tecnología de tipo LED, que desbordan personalidad.

Además, es posible escoger entre 12 colores para la carrocería y, todos aquellos que busquen un toque más deportivo, pueden decantarse por la línea F Sport (no es el caso de nuestra unidad, que opta por el acabado Luxury).

Prueba Lexus ES 300h Luxury

Respecto al habitáculo, es posible que su imagen no sea tan vanguardista, pero hay dos puntos en los que destaca: la calidad de realización, con materiales de buen tacto, y el espacio disponible en las plazas traseras.

Aunque es cierto que lo primero que llama la atención, al ponerse al volante, son las dos grandes pantallas multimedia: la del cuadro de instrumentos, que varía su diseño en función del modo de conducción seleccionado, y la del sistema multimedia, con 12,3 pulgadas. En este sentido, al igual que sucede con otros modelos de la marca, existe un mando de control con superficie táctil para manejarlo, que de primeras puede ser algo confuso… hasta que acabas haciéndote a él.

Prueba Lexus ES 300h Luxury

Detrás, el espacio es sobresaliente en todas las cotas. De hecho, me atrevería a afirmar que las plazas traseras son dignas de un modelo de una categoría superior. Porque si la altura libre al techo y la anchura son buenas, la distancia para las piernas es sencillamente espectacular.

¿Algún punto a mejorar? Tal vez, el asiento central, que es más estrecho, queda algo más elevado y no asegura el mismo confort. En este sentido, parece que el enfoque de la marca ha sido crear un coche muy confortable para cuatro personas… que pueden ser cinco, ocasionalmente.

Dicho esto, el maletero no es precisamente su punto fuerte, ya que apenas declara 454 litros de capacidad. Sin duda, un dato bajo para un modelo de su tamaño.

Prueba Lexus ES 300h Luxury

Lexus ES 300h: ¿cómo va en marcha?

Pues la respuesta es sencilla: sorprendentemente bien. Y quiero hacer énfasis en el término 'sorprendentemente', porque ya durante la presentación internacional, en enero de este año, tuve la sensación de que tanto la puesta a punto del chasis como de la dirección eran mejores en esta berlina que en un coupé, teóricamente más ágil, como el RC 300h.

Lástima que el esquema de propulsión híbrido sea algo más 'conservador' que la puesta a punto del conjunto, ya que, con un motor algo más 'picante', sería uno de los mejores representantes del segmento. Porque no nos engañemos: sus prestaciones no son sobresalientes y, cuando se le exige al máximo, pierde el refinamiento y la baja sonoridad que caracterizan al conjunto. 

Prueba Lexus ES 300h Luxury

Aclarado este punto, el escenario en el que el Lexus ES 300h se encuentra más a gusto son las autovías y carreteras en buen estado, mostrando especial predilección por las curvas más rápidas y sin descomponerse ante la llegada de virajes más lentos.

En la ciudad, sus dimensiones hacen que se mueva con algo más de dificultad y obligan a ser cuidadosos a la hora de elegir donde aparcar. Pero también es cierto que su etiqueta Eco le abre muchas puertas…

En este acabado Luxury, a la venta por 65.800 euros (la gama arranca en 45.000), el equipamiento de serie incluye todo lo que se pueda imaginar: tapicería de cuero, asientos delanteros calefactables y ventilados, asientos traseros calefactados, Head-Up Display...

Por supuesto, tampoco falta el conocido como Lexus Safety System+, una evolución del paquete de ayudas electrónicas a la conducción de la marca, que incluye el sistema de frenada de emergencia PCS, con detección de ciclistas, el de mantenimiento de carril, el control de velocidad de crucero adaptativo y unos faros LED matriciales, con 24 diodos, que cuentan con asistente de luz de carretera selectivo.

Lexus ES 300h Luxury

Motor Gasolina + eléctrico
Potencia 218 CV
Caja de cambios Automática, con engranajes planetarios, 6 etapas
0-100 km/h 8,9 s
Velocidad máxima 180 km/h
Consumo 5,3 l/100 km
Tracción Delantera
Peso en vacío 1.605 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 454 l
Precio base 65.800 euros