Este modelo demuestra el carácter práctico de los SUV de siete plazas.

Es cierto, Volkswagen no se ha estrujado el cerebro a la hora de desarrollar un SUV de siete plazas, pero si el Tiguan es un excelente producto, ¿por qué no aprovechar esta base? Con esta idea, la marca alemana ofrece el Tiguan Allspace, que pone el foco en el carácter versátil y práctico de los todocaminos. 

Básicamente, lo que ha hecho el fabricante germano ha sido estirar la carrocería hasta los 4,70 metros de longitud y aumentar la distancia entre ejes en 106 milímetros, alcanzando los 2,79 metros. Parece un producto pensado para el mercado chino, donde es habitual ver vehículos de batalla alargada, pero tiene todo el sentido para el territorio europeo... y, encima, no supone grandes costes de producción. 

 

Respecto a su 'hermano' pequeño, el Allspace es igual de ancho, con 1,83 metros, y ligeramente más alto, con 1,67. A partir de estas dimensiones, se ha configurado un habitáculo espacioso, sobre todo, en las dos primeras filas de asientos, mientras que en la tercera deberían viajar dos niños o dos adultos de talla pequeña, si el desplazamiento no es muy largo.

VW Tiguan Allspace 2018: habitáculo muy modulable

Los ingenieros han conseguido una modularidad destacada, gracias a unas plazas centrales con regulación longitudinal, que además se abaten con facilidad, en proporción 60:40. Por supuesto, el sexto y el séptimo asiento también pueden guardarse en el caso de no utilizarse. Con todas las butacas 'escondidas', un proceso que se completa sin grandes esfuerzos, el coche brinda una superficie de carga totalmente plana.  

De este modo, el todocamino alemán se postula como una opción idónea para aquellas jornadas lúdicas en las que se van a emplear bicicletas, tiendas de campaña o grandes mochilas.

Prueba Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI Sport

¿Y el maletero? Como comprenderás, si viajan siete personas, la capacidad queda reducida bastante, hasta el punto de que los 230 litros dan, como mucho, para algunas bolsas de compra o un par de maletas de cabina. Con la configuración de cinco plazas, el volumen se sitúa en 685 litros que, sin ser la referencia en el segmento, da mucho de sí para multitud de necesidades. 

El Volkswagen Tiguan Allspace 2018 luce un habitáculo de calidad e inteligentemente configurado. Como sucede en muchos modelos de la marca, la instrumentación digital es muy legible, todos los mandos quedan a mano y la calidad de realización roza el sobresaliente, aunque la originalidad no es su punto fuerte. 

Prueba Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI Sport
Prueba Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI Sport
Prueba Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI Sport

Sí, es gasolina

Hace unos pocos meses, si te hubiéramos dicho que este SUV de tamaño medio monta un propulsor de gasolina, seguramente, te saltarías este apartado. Ahora, parece casi obligatorio renunciar a cualquier tipo de coche turbodiésel. Más allá de generar un debate sobre este asunto, centrémonos en los puntos clave de la mecánica turboalimentada 2.0 TSI, con 180 CV.

Suave y silenciosa, destaca también por su gran elasticidad, fruto de un par motor de 320 Nm a partir de 1.500 vueltas, como si de un propulsor de gasóleo se tratara. El empuje que otorga es excepcional prácticamente desde el ralentí, así que parece una opción perfecta para aquellos que vayan a viajar habitualmente a plena carga... sin importar el consumo.

Prueba Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI Sport

Sí, porque asociado a un sensacional cambio automático de doble embrague DSG, de siete velocidades, el motor puede gastar alrededor de 9,5 litros cada 100 kilómetros, sin ir con el pie a tabla.

No nos parece una cifra exagerada, si tenemos en cuenta que el Tiguan Allspace acelera de 0 a 100 en 8,2 segundos y casi alcanza los 210 km/h, aunque puede que compense adquirirlo con un bloque TDI. Llegados a este punto, te toca echar números y analizar el uso que vas a dar al vehículo...

Excelente rodador

Dinámicamente, el coche está configurado para completar viajes y desplazamientos con un fantástico equilibrio entre comodidad y efectividad. Si quieres que una variable prime más sobre la otra, solo tienes que elegir el programa adecuado, entre Eco, Normal, Sport e Individual, del control dinámico de la conducción.  

A velocidades de crucero legales, el habitáculo apenas recibe ruidos parásitos aerodinámicos o de rodadura, lo que demuestra el perfecto trabajo de aislamiento y ensamblaje. Además, el Volkswagen Tiguan Allspace 2018 se mueve con suficiente agilidad en zonas con curvas, sin que se produzcan desagradables inercias ni movimientos aparatosos. 

Prueba Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI Sport

¿Quieres salir fuera del asfalto? Con el programa offroad, que modifica diversos parámetros de la electrónica, saldrás airoso de caminos llanos y con pendientes, aun con firme deslizante. No disfrutamos de una reductora al uso, pero hay que destacar la sorprendente motricidad en terrenos con baja adherencia.  

Antes de finalizar, solo cabe recordar la gran dotación de ayudas electrónicas a la conducción, incluyendo el control de velocidad de crucero adaptativo con Stop&Go y el sistema de aparcamiento asistido Park Assist, entre otras muchas.

Con el acabado Sport (hay otro, denominado Advance, de acceso a la gama), el Tiguan Allspace 2.0 TSI 4Motion supera los 46.000 euros. Sorprendentemente, esta mecánica ha desaparecido del configurador oficial, en el que solo se pueden elegir el 1.5 TSI EVO o el 2.0 TDI, ambos con 150 CV. ¿Cuestión del ciclo WLTP? En cualquier caso, deseamos que se produzca una solución temprana para que haya opciones más potentes.

Prueba Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI Sport
Prueba Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI Sport
Prueba Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI Sport

Equipamiento de serie: Faros y luces de conducción diurna con tecnología de tipo LED, llantas de aleación de 18 pulgadas, acceso y arranque sin llave Keyless-Access, barras longitudinales de techo en plata anodizada, siete plazas, sistema de tracción total 4Motion, mesitas plegables, retrovisor interior fotosensible, volante multifunción con levas de cambio, climatizador de tres zonas, navegador Discover Media y control dinámico de la conducción.

Opciones: Pack R-Line (2.230 euros), paquete de cuero Vienna con asientos delanteros deportivos (1.990 euros), Safety Pack: sistemas de alerta por cambio involuntario de carril, de detección del ángulo muerto y asistentes de salida de aparcamiento y de conducción en atascos (1.015 euros).

Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI DSG 4Motion

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.984 cm3
Potencia 180 CV entre 3.900 y 6.000 rpm / 320 Nm entre 1.500 y 3.900 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague DSG, 7 velocidades
0-100 km/h 8,2 s
Velocidad máxima 208 km/h
Consumo 7,7 l/100 km
Tracción Integral 4Motion
Peso en vacío 1.660 kg
Número de asientos 7
Capacidad del maletero 685 l (5 plazas)
Precio base 46.265 euros

Galería: Prueba Volkswagen Tiguan Allspace 2.0 TSI 180 CV Sport