El vehículo multifunción alemán estrena generación, dotada de nueva imagen, además de mucha tecnología y seguridad.

Poco a poco, la colaboración entre Opel y el Grupo PSA sigue dando sus frutos. Tras los Opel Crossland X y Grandland X, ahora conocemos el nuevo Opel Combo Life 2019, el último integrante del trio formado junto a los Peugeot Rifter y Citroën Berlingo.

La quinta generación del modelo alemán, al igual que sus primos franceses, llega cuajado de soluciones prácticas, tecnología útil de comfort y de comodidad, así como de una oferta mecánica moderna y eficiente que cumple con la normativa anticontaminación Euro 6d-TEMP. ¿Objetivo? Demostrar que existe una realidad al margen de la marea SUV que lo inunda todo.

Opel Combo Life 2019 primera prueba

Con una imagen diferente a la del Berlingo y Rifter, el Combo Life apuesta por un frontal claramente inspirado en la genética de los últimos modelos de Opel, con una parrilla elevada y unas ópticas principales que nos recuerdan a las de la gama Insignia.

Respecto a las dimensiones, el cliente podrá elegir entre dos longitudes de carrocería: la normal, con 4,40 metros de largo, y la de batalla larga o XL, que alcanza los 4,75 metros. De serie, ambas equipan cinco plazas, aunque, en opción, pueden ser hasta siete, en ambos casos. La capacidad del maletero en la versión de cinco plazas y batalla normal es de 597 litros. 

También te podría interesar

Opel Combo Life 2019, repleto de tecnología y sistemas de seguridad

Otro de los puntos fuertes del vehículo alemán son los numerosos sistemas de asistencia al conductor y de seguridad que incluye. Tales como el sistema de frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones, los de alerta por cansancio del conductor y de ángulo muerto o un control de velocidad de crucero adaptativo.

Tampoco conviene olvidarse del sistema de proyección de información HUD o el control de tracción adaptativo IntelliGrip, que gracias a los cinco modos disponibles, permite al Combo Life alejarse del asfalto y circular por pistas o caminos, incluso en condiciones de baja adherencia.

Opel Combo Life 2019 primera prueba

En el apartado mecánico, el Combo Life ofrece una mecánica turboalimentada de gasolina, con 1,2 litros de cilindrada y 110 CV de potencia. Las de ciclo diésel son tres y todas parten del bloque tetracilíndrico 1.5 Turbo Diesel, con 75, 100 y 130 CV de potencia. Las transmisiones disponibles son una caja manual, de seis velocidades, y la automática con convertidor de par EAT8, con ocho velocidades.

Todas las versiones disponen de tracción al eje delantero y los consumos medios oficiales oscilan entre los 4,1 litros cada 100 kilómetros del 1.5 Turbo Diesel de 75 CV y los 5,5 litros cada 100 kilómetros de la versión de gasolina. En el uso diario, esas cifras se incrementan en 5,0 litros para la versión turbodiésel y en 6,0 litros, en el caso del 1.2 Turbo, tal y como hemos tenido ocasión de comprobar en unas rutas cortas por los alrededores de Madrid.

Opel Combo Life 2019 primera prueba
Opel Combo Life 2019 primera prueba

Opel Combo Life, solo con mecánicas turboalimentadas

Sin duda, la versión más potente, con 130 CV, asociada a la transmisión automática, convierten al Opel Combo Life en un vehículo muy polivalente y satisfactorio. Los tres asientos traseros individuales son una magnífica noticia para esos padres y madres de familia numerosa, ya que permiten instalar tres sistemas de retención infantil sin ninguna dificultad. Además, el modelo germano ofrece numerosos huecos portaobjetos, algunos de ellos ubicados en partes del habitáculo poco usuales.

Una vez que hemos iniciado la marcha, lo primero que llama la atención es la notable insonorización del habitáculo. Apenas se perciben ruidos o vibraciones procedentes del vano motor. El propulsor emite un sonido poco refinado, pero que llega convenientemente filtrado al interior.

La transmisión es tan rápida como ya hemos tenido ocasión de comprobar en otros modelos del Grupo PSA y permite exprimir todo el potencial del motor. Además, la dirección asistida debe considerarse como precisa y carece de esa molesta sobreasistencia tan poco informativa, que podemos apreciar en otros modelos de la competencia.

En definitiva, pese a su genética industrial, el Combo Life ofrece argumentos de sobra, para ejercer de vehículo familiar principal.

Opel Combo Life 2019 primera prueba

Además, a los clientes más jóvenes y tecnológicos, les gustará saber que el vehículo germano ofrece, según acabados, una pantalla digital hasta de 8,0 pulgadas, compatible con los protocolos Apple CarPlay y Android Auto.

Asimismo, estrena la llamativa y útil cámara trasera de asistencia al aparcamiento 180º, que junto al asistente avanzado de aparcamiento, facilitarán el uso del vehículo en el uso diario.

Opel Combo Life 2019 primera prueba

La gama se estructura en torno a tres acabados: Expression, Selective e Innovation. La tarifa de precios arranca en los 21.600 euros, sin descuentos promocionales, del 1.5 Turbo Diesel 75 CV Expression y alcanza los 28.750 euros del 1.5 Turbo Diesel 130 CV EAT8 Innovation.

Opel Combo Cargo, la opción profesional

Coincidiendo con el estreno oficial del Combo Life, también pudimos conocer la versión industrial del modelo alemán, el Combo Cargo. Comparte plataforma, transmisión, motores y sistemas de seguridad con el Combo Life, pero añade una utilidad superior si tenemos en cuenta que puede cargar hasta 1.000 kilos y albergar en su interior hasta dos Euro pallets.

Los precios parten de los 21.800 euros, sin descuentos, de la versión 1.5 Turbo Diesel 75 CV Expression con capacidad para 650 kilos de carga. 

Galería: Opel Combo Life 2019 primera prueba