Apareció en 2012, pero sigue plenamente vigente gracias a sus acertadas actualizaciones.

Desde su aparición en 2012, el Mazda6 siempre ha sido una berlina muy apetecible. Y no solo porque tenga puntos fuertes como un diseño atractivo, una interesante gama de motores y un buen equilibrio general, sino porque, desde entonces, este modelo ha sabido actualizarse para mantener esas virtudes frente a competidores como los Opel Insignia Grand Sport, Volkswagen Passat, Ford Mondeo, Audi A4...

Ahora, llega su última evolución, que ya está disponible en los concesionarios, de cara a afrontar la última etapa de su vida comercial, con mejoras de diseño, tecnología y gama de motores. Y lo cierto es que, lejos de parecer un modelo veterano, cabe decir que este Mazda se ha ido perfeccionando a lo largo de los años y que, en plena madurez, está más en forma que nunca.

Nuevo Mazda6 Sedan, primera prueba
Mazda6 2018, primera prueba

Mazda6 2018: así es por fuera

Tras el restyling, el nuevo Mazda6 2018 sigue a la venta con carrocerías de cuatro puertas Sedan y familiar Wagon, pero actualizadas con pequeñas pinceladas de diseño. Una estrategia que parece acertada, teniendo en cuenta que la apariencia siempre ha sido uno de los puntos fuertes del modelo.

Con una longitud de 4,87 metros, el Mazda6 sigue siendo mucho coche (mide 10 centímetros más que un Volkswagen Passat), algo que resulta evidente al verlo de perfil, donde también se pueden apreciar las nuevas llantas de 17 y 19 pulgadas. Estas últimas le quedan especialmente bien, pero no está de más recordar que incorporan neumáticos Bridgestone Turanza, en medida 225/45 R19 92V, con un coste de 200 euros, aproximadamente, por unidad.

Sin embargo, los mayores cambios se dan el frontal. Tomando como referencia el concept car Vision Coupe, se ha incorporado una parrilla frontal rediseñada, que aporta una mayor sensación de tridimensionalidad y aparenta un centro de gravedad más bajo, según Mazda.

Mazda6 2018, primera prueba
Mazda6 2018, primera prueba

Tambíén han llegado unos nuevos faros adaptativos con tecnología de tipo LED, en los que se integran los antinieblas. Se denominan Smart Full Led adaptativos (ALH), en cada uno de los faros integran 20 bloques de LED, y son capaces de adaptar la iluminación a las condiciones de la vía. Además, ahora cuentan con un alcance 80 metros superior, respecto al modelo al que sustituye.

Y si pasamos a la zaga, nos encontramos con un paragolpes con la parte inferior en el color de la carrocería, unas colas de escape más cercanas a los extremos de la carrocería y una tapa del maletero rediseñada. Por último, como en todo restyling, no faltan nuevos colores, en este caso los Soul Red Chrystal y el Machine Grey Metallic.

¿Una curiosidad? A diferencia de lo habitual, la carrocería familiar Wagon resulta 7,0 centímetros más corta que la berlina y no tiene ningún sobreprecio adicional.

Nuevo Mazda6 2018, más información:

Mazda6 2018, primera prueba

Un interior atractivo y bien construido

El habitáculo del nuevo Mazda6 2018 ha cambiado casi por completo. De hecho, del modelo al que sustituye tan solo se conservan el volante y algunas molduras. Ahora, el salpicadero, presidido por una pantalla táctil de 8,0 pulgadas, presenta un diseño más minimalista, a partir del acabado Zenith la instrumentación incorpora una pantalla TFT, de 7,0 pulgadas, y se han introducido unos asientos más confortables en todas las plazas. En este último apartado, todos los asientos pueden ser calefactados y, como novedad, los delanteros además pueden estar ventilados.  

Una vez que accedes al interior, es fácil encontrar la postura de conducción idónea, gracias a los amplios reglajes del volante y el asiento. Además, aunque unos retrovisores de tamaño generoso hacen que la visibilidiad sea buena, el sistema de visión periférica resulta muy útil cuando hay que estacionar un coche del tamaño de este Mazda.

Por otro lado, también se ha mejorado el Head Up Display, que ahora proyecta la información directamente sobre el parabrisas, en vez de sobre una pieza de plástico, como hasta ahora.

Mazda6 2018, primera prueba
Mazda6 2018, primera prueba

Respecto a la calidad de acabados o los ajustes de los elementos, son similares a las de su antecesor, lo que significa que son de notable alto. Si realmente quieres percibir un paso adelante, deberás decantarte por la versión superior Signature, en la que se incluyen una tapicería de piel nappa marrón, recubrimientos de símil de ante en el salpicadero, inserciones en madera japonesa Sen... En esta variante, la calidad de terminación es comparable a la de berlinas Premium como, por ejemplo, el BMW Serie 3.

Por lo demás, el espacio en las plazas traseras se mantiene, lo que significa que el Mazda6 sigue estando entre las berlinas más amplias de la categoría. Además, si eres padre como yo, valorarás positivamente que tras el rediseño, los anclajes ISOFIX queden a la vista... y no ocultos entre la tapicería.

Respecto al maletero, ofrece 480 litros, mientras que casi todos sus rivales superan los 500. Aunque si se te queda corto, siempre puedes optar por la versión Wagon, que anuncia 522 litros.

Nuevo Mazda6 Sedan, primera prueba

Así es la gama del Mazda6 2018 

En el capítulo mecánico, el Mazda6 2018 se vende con dos motores atmosféricos de gasolina SKYACTIV-G: un 2.0 de 145 CV y un 2.5 de 194; mientras que la gama de propulsores de ciclo diésel está compuesta por un bloque biturbo 2.2 SKYACTIV-D, con 150 o 184 CV de potencia. 

Todos ellos se ajustan a la normativa anticontaminante Euro 6D temp y, de serie, están aparejados a una caja de cambios manual, de seis velocidades, a excepción de la variante más potente, que incorpora una transmisión automática mediante convertidor de par, con idéntico número de relaciones. Está última, es opcional para el resto de motores, con un sobrecoste de 2.000 euros. 

Más noticas de Mazda:

¿Cómo va el Mazda6 2.5 SKYACTIV-G, de 194 CV?

Durante la presentación a la prensa en Mallorca, hemos tenido oportunidad de probar las dos variantes más potentes de esta berlina, con un resultado positivo en ambos casos. Comenzando por el propulsor más potente de gasolina, cabe decir que incorpora una tecnología de desconexión selectiva de cilindros, que desactiva dos de los cuatro cilindros del motor cuando se circula en situaciones de baja carga, para ahorrar combustible (según la marca un 12% a una velocidad constante de 80 km/h).

En cualquier caso, nada más pulsar el botón de arranque, nos encontramos con un motor extremadamente suave, muy silencioso y con un nivel de vibraciones prácticamente nulo, en el que el sistema de desconexión de cilindros pasa desapercibido para el conductor.

Por otro lado, es cierto que no resulta tan contundente como las mecánicas turboalimentadas de sus competidores, pero ofrece unas prestaciones acordes a sus 194 CV, como demuestran una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos y una velocidad punta de 223 km/h. Además, su consumo medio homologado de 6,7 litros cada 100 kilómetros resulta muy asumible. 

Mazda6 2018, primera prueba

¿Cómo va el Mazda6 2.2 SKYACTIV-D, de 184 CV?

Acto seguido, continuamos nuestra prueba con el Mazda 6 2.2 SKYACTIV-D, que desarrolla 184 CV a 4.500 rpm y 445 Nm de par máximo, a 2.000 rpm y sustituye a la antigua mecánica de 175 CV. Frente a la competencia, sigue aportando dos cosas que marcan la diferencia: una cilindrada de 2,2 litros (lo habitual para esta potencia son 2,0 litros) y dos turbocompresores de geometría variable, cuando todos sus rivales emplean uno. 

En marcha, eso se traduce en una respuesta a bajas revoluciones más contundente e instantánea de lo habitual en mecánicas de ciclo diésel, que se mantienen en todo el régimen de giro del motor. En la práctica, este motor empuja con contundencia desde 1.500 hasta pasadas las 5.000 rpm y ofrece unas prestaciones excelentes, con 225 km/h de velocidad máxima y una aceleración, de 0 a 100, en 8,5 segundos.

Además, también ha incorporado un sistema de reducción catalítica selectiva SCR, con base de urea, para reducir las emisiones de NOx.

En cualquier caso, independientemente del propulsor que se encuentre bajo el capó, nos encontraremos con un coche tan ágil y dinámico como siempre, gracias a una estabilidad excelente y a una dirección que, con 2,8 vueltas de volante, se muestra rápida y precisa. 

Además, también se han introducido novedades, que mejoran ligeramente el confort de marcha. La suspensión delantera incorpora unos nuevos amortiguadores, que filtran mejor las irregularidades, se ha modificado el anclaje de la dirección del subchasis delantero y se ha apostado por más material aislante, de cara a reducir el ruido en el habitáculo. 

Nuevo Mazda6 Sedan, primera prueba
Mazda6 2018, primera prueba

¿Cómo es el equipamiento?

La gama del Mazda6 está compuesta por cuatro terminaciones: la variante de acceso Evolution, las terminaciones intermedias Evolution Tech y Zenith, además del acabado superior Signature.

  • Qué tiene el acabado Evolution. Pese a ser la variante de acceso, cuenta con un equipamiento en el que no faltan el sistema de frenada de emergencia automática en ciudad con detección de peatones, el control de velocidad de crucero adaptativo con función de arranque y parada, sistema de mantenimiento activo de carril, faros con tecnología de tipo LED y conexión automática de luces largas, sistema de proyección de información en el parabrisas Head Up Display, equipo multimedia con pantalla táctil de 8,0 pulgadas, compatible con Android Auto y Apple CarPlay, llantas de aleación de 17 pulgadas...
  • Qué tiene el acabado Evolution Tech. Frente al EvolutionTech añade sistema de alerta y frenada por tráfico cruzado, luces diurnas con tecnología de tipo LED, sistemas de visión periférica y de detección de fatiga.
  • Qué tiene el acabado Zenith. Faros adaptativos con tecnología de tipo LED, equipo de audio BOSE con 11 altavoces, instrumentación digital con pantalla TFT de 7,0 pulgadas, acceso y arranque sin llave, toma USB en las plazas traseras, llantas de aleación de 19 pulgadas... Además, para esta terminación ,en combinación con los motores de gasolina de 194 CV y de ciclo diésel de 184, están disponibles los paquetes Black Sky y White Sky, que incluyen asientos delanteros calefactados y ventilados, asiento del conductor con 4 funciones de ajuste eléctrico, apoyo lumbar y memoria, asiento de acompañante con funciones de ajuste eléctrico, techo solar...
  • Qué tiene el acabado Signature. Tapicería de piel nappa marrón, inserciones en madera japonesa de Sen, Iluminación interior LED, retrovisor interior sin marco y techo negro. 
Mazda6 2018, primera prueba

Precios del Mazda6 2018 

El nuevo Mazda6 2018 llega a los concesionarios con una promoción oficial de 3.900 euros. En caso de acogerse a la financiación Promofinance, el descuento se ampliaría en 1.497 euros y se incluirían los cinco primeros mantenimientos gratis. De esta forma, es posible acceder a la versión de acceso de esta berlina, el 2.0 SKYACTIV-G 145 CV MT Evolution, desde 24.978 euros.
 
Por otro lado, si el coche se adquiere a través de la FlexiOpción, a los 3.900 euros de rebaja, se sumarán 1.000 euros adicionales, así como dos o tres años de mantenimiento gratuito, dependiendo de la versión. Como hemos dicho anteriormente, el cambio automático tiene un coste de 2.000 euros.

Motor (gasolina)

Potencia    

Precios oficiales (sin descuento)

Mazda6 2.0 SKYACTIV-G 145 CV 6MT

 145 CV

Desde 30.375 euros

Mazda6 2.0 SKYACTIV-G 145 CV 6AT

 145 CV  Desde 32.375 euros

Mazda6 2.5 SKYACTIV-G 194 CV 6MT

 194 CV

Desde 39.675 euros

Motor (turbodiésel)

Potencia    

Precios oficiales (sin descuento)

Mazda6 2.2 SKYACTIV-D 150 CV 6MT

 150 CV

Desde 32.625 euros

Mazda6 2.2 SKYACTIV-D 150 CV 6AT

 150 CV

Desde 34.625 euros

Mazda6 2.2 SKYACTIV-D 150 CV 6MT AWD WAGON 

 150 CV Desde 40.275 euros

Mazda6 2.2 SKYACTIV-D 150 CV 6MT AWD WAGON 

 150 CV  Desde 42.275 euros

Mazda6 2.2 SKYACTIV-D 184 CV 6MT AWD WAGON 6MT

 184 CV  Desde 39.175 euros

Mazda6 2.2 SKYACTIV-D 184 CV 6MT AWD WAGON 6AT

 184 CV   Desde 41.175 euros

Galería: Nuevo Mazda6 2018, primera prueba