¿Merece la pena adquirir el monovolumen híbrido enchufable de BMW?

El BMW Serie 2 Active Tourer no es un prototipo, un superdeportivo o un modelo de la división BMW Motorsport. Pero sí se trata de uno de los BMW más revolucionarios de los últimos años. De hecho, fue el primer modelo de tracción delantera de la marca, su primer monovolumen y el primer modelo de la categoría en ofrecer una versión híbrida enchufable: el 225xe iPermance Active Tourer que protagoniza la sección Qué coche comprar de esta semana.

BMW 225xe iPerformance 2018: así es su diseño

En lo que atañe al diseño, este BMW cuenta con todos los elementos habituales en la marca, como la doble toma de aire frontal, unos pilotos en forma de L o una carrocería más redonda y bajita (la altura es de 1,55 metros) de lo habitual en los monovolúmenes. 

Sin embargo hay tres elementos estéticos que lo distinguen del resto de los BMW Serie 2 Active Tourer: la toma de recarga, ubicada en la aleta, la parrilla frontal de color azul o el logotipo eDrive del pilar trasero. Además, esta versión incluye llantas de 17 pulgadas de serie.

BMW 225xe iPerformance 2018: así es su interior

En cuanto accedes al interior es fácil identificarlo como un BMW: la calidad de acabado es excelente, todos los mandos están bien ubicados y, el salpicadero está presidido por una pantalla de 8,8 pulgadas, que se maneja desde un conjunto de mandos ubicado entre los asientos.

En las plazas traseras, tres ocupantes podrán viajar más cómodos que en la mayoría de los BMW, debido al diseño de la banqueta y al reducido túnel de transmisión. Eso sí, en esta versión híbrida desaparece el reglaje longitudinal de los asientos y se pierden tres centímetros de altura.

En lo que al maletero respecta, comparado con el resto de monovolúmenes, no es uno de sus puntos fuertes. Está dotado de un portón eléctrico y es regular, pero frente al resto de los Serie 2 Active Tourer, reduce su capacidad de 468 a 400 litros, debido a que las baterías ocupan el hueco de 68 litros que hay bajo el piso.

BMW Serie 2 Active Tourer híbrido

Una mecánica híbrida enchufable con marcha

Con una 224 CV y una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos, muy pocos conductores se aburrirán a los mandos de este BMW. 

Para conseguir esas cifras, este Serie 2 Active Tourer cuenta con una mecánica híbrida compuesta por dos motores. El primero es un propulsor turboalimentado de gasolina ,1.5 de tres cilindros con 136 CV que mueve las ruedas delanteras. El segundo es un motor eléctrico de 88 CV conectado al eje trasero, alimentado por unas batería de iones de litio con 41 kilómetros de autonomía. 

¿Quieres saber cómo va y si nos lo compraríamos? Puedes encontrar la respuesta en el vídeo 

Más pruebas de coche en Motor1.com:

BMW 225xe iPerformance

Motor Gasolina + eléctrico
Potencia 225 CV a 4.400 rpm / 220 Nm entre 1.250 y 4.300 rpm
Caja de cambios Automática, 8 velocidades
0-62 mph 6,7 segundos
Velocidad máxima 202 km/h
Consumo 2,1 l/100 km
Tracción Total
Peso en vacío 1.735 kilos
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 400 litros
Precio base 37.900 euros

Forma parte de algo grande