¿Nos convence este coche eléctrico? Te lo contamos a continuación.

Primero, son demasiado caros. Segundo, ofrecen una autonomía limitada. Estos son los argumentos habituales contra los coches eléctricos. En el caso del Opel Ampera-e 2017, al menos, no se contempla la última objeción. Una distancia homologada de 520 kilómetros, en ciclo NEDC, son suficientes para desplazamientos interurbanos, pero ¿es verdadero este dato? Te lo contamos tras probar este Opel tan esperado. 

Como el recorrido potencial es tan importante en este tipo de coches, permíteme comenzar por el final. Cuando bajé del coche, había conducido 136 kilómetros. En ese momento, el ordenador de a bordo marcaba una autonomía de 237 kilómetros. En total, son 373, distancia que corresponde casi exactamente a los 380 kilómetros que la marca alemana garantiza en conducción real. En verdad, el coche no llega a recorrer 520 kilómetros, pero 380 es una cifra convincente, ¿verdad? Especialmente, si te cuento que no he practicado una conducción especialmente ecológica o eficiente.  

Prueba Opel Ampera-e 2017
Prueba Opel Ampera-e 2017

El Opel Ampera-e 2017 acelera igual que un BMW i3

Mi estilo de conducción se basó en el hecho de que la aceleración del Opel Ampera-e 2017 es divertida. Así lo sugieren los números: 204 CV y 360 Nm son suficientes para acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 7,3 segundos. Sí, el mismo tiempo que marca el BMW i3. Al respecto, Rainer Bachen, ingeniero jefe del vehículo, explicó que "el Ampera-e debería acelerar un poco mejor, porque medimos esta maniobra con la batería cargada al 70%. BMW marcó ese tiempo con el i3 con el 100% de carga". Interesante: el nivel de carga influye en la aceleración.

También me gusta el chasis. Debido a su elevado peso (el coche declara 1.700 kilos), temí una puesta a punto de la suspensión demasiado firme y, por ende, incómoda. Pero no, el vehículo ofrece un confort de marcha muy agradable. Es más, en rotondas rápidas, se muestra estable y se controla con facilidad. 

Hay una cosa más que me encanta del Opel Ampera-e 2017: se puede conducir el coche con un único pedal. Simplemente, deja de acelerar antes de los semáforos y, si lo dosificas correctamente, el coche se detiene exactamente en la línea, sin tocar el freno. Y la cosa no se queda ahí, porque el modelo germano incluye un modo en la transmisión para recuperar energía más rápidamente y, si quieres conducir como un coche normal, simplemente cambia al modo D. 

Prueba Opel Ampera-e 2017
Prueba Opel Ampera-e 2017

Equilibrada distribución de pesos

Lo que menos me gusta del dinamismo del vehículo es la dirección, poco precisa. El tacto puede cambiar de forma repentina, por ejemplo, al frenar cuesta abajo. Esta circunstancia viene dada por el hecho de que el Opel Ampera-e 2017 es un tracción delantera. Aquí, ningún pesado motor de combustión empuja el eje anterior al suelo, aunque la distribución del peso en los trenes es más o menos equilibrada.

¿No sería mejor emplear un eje motriz trasero?, le pregunto a Bachen. "Ambos tienen ventajas e inconvenientes, pero, en mi opinión, con 360 Nm es una buena opción enviar delante la fuerza mecánica", me contestó.

Entre los puntos criticables, debo comentar ligeros defectos en la puesta a punto del control del ángulo muerto y del sistema de alerta por cambio involuntario de carril. Asimismo, las salidas de aire no se pueden cerrar. 

Prueba Opel Ampera-e 2017
Prueba Opel Ampera-e 2017

Buen espacio interior

Cierto, son pequeños contratiempos, pero lo más importante es todo lo bueno que ofrece el coche. Por ejemplo, el espacio interior está por encima de la media. Detrás, se viaja sentado un poco alto, pero hay mucho sitio, teniendo en cuenta que el vehículo solo mide 4,16 metros de longitud. Por su parte, el maletero, que cubica entre 381 y 1.274 litros, está al mismo nivel que el del Golf. Además, la superficie de carga no presenta ningún escalón al abatir los asientos traseros.   

Si quieres adquirir ya el Opel Ampera-e 2017, deberías registrarte como cliente potencial y solicitar la versión First Edition. Sí, es casi 5.000 euros más caro que la variante básica, pero esta no llegará hasta otoño. Según Opel, la disponibilidad del coche será limitada este año y el que viene. La fabricación se lleva a cabo en Estados Unidos, al igual que su hermano, el Chevrolet Bolt. En principio, se van a producir 50.000 unidades al año y los americanos no tienen intención de exportar muchos.  

Prueba Opel Ampera-e 2017

Resumiendo, el Opel Ampera-e 2017 ofrece buenas cualidades a un precio aceptable. Es verdad, por 40.000 euros, te puedes comprar un BMW 320d Touring, un Lotus Elise Sport u otros buenos vehículos, pero los concienciados con el medio ambiente y los que sienten curiosidad por los coches eléctricos no encontrarán una alternativa mejor que el modelo germano.  

Autor: Stefan Leichsenring, redactor Autonews.de

Más novedades de Opel en Motor1.com:

Forma parte de algo grande

Prueba Opel Ampera-e 2017