¿Quieres aumentar la potencia de tu motor? Probablemente estés pensando en cosas como grandes intercoolers, turbos y compresores, trabajos en inyectores o el árbol de levas y otras mejoras obvias. Pero hay una forma sencilla de encontrar potencia de una forma rápida, que muchos entusiastas no tienen en cuenta: el aceite.

Lo creas o no, la capacidad del aceite tiene una gran influencia en la potencia del motor. Lake Speed Jr., del canal de YouTube The Motor Oil Geek, se subió a un banco de potencia para mostrar exactamente cuánta potencia se puede ganar o perder en función de la cantidad de aceite que haya en el cárter. Un experimento curioso, sin duda

Speed Jr. se asoció con Ben Strader de EFI University para averiguar cómo la potencia se reduce a medida que se añade más aceite a un motor. Utilizando un propuslor LS V8 de Chevrolet, el dúo comienza con sólo cinco cuartos de galón (4,7 litros) de aceite en el cárter, casi suficiente para matar de hambre a un motor grande y sediento como el de Chevy. 

El motor es capaz de desarrollar unos impresionantes 649 CV de potencia hasta la línea roja, pero la presión del aceite es peligrosamente baja. Speed Jr. añade dos litros al motor antes de realizar otra prueba. Esta vez, la presión del aceite está a un nivel más seguro, pero la potencia ha bajado a 630 CV. No es una pérdida elevada, pero empieza a notarse la bajada.

Las cifras son aún más sorprendentes a medida que se añade más aceite. Speed Jr. echa otros dos litros en el V8 (ahora tiene un total de nueve litros) antes de poner en marcha el motor por tercera vez. La potencia máxima es de 589 CV, 60 CV menos que la cifra original. Por supuesto, la presión del aceite es perfecta durante toda la prueba.

Este experimento es la prueba definitiva de un concepto que, a pesar de todo, hay quien defiende. Si se emplea la cantidad de aceite recomendada, el motor estará seguro, pero si lo que se busca es esa última pizca de potencia para tomar la delantera en una carrera de aceleración o en la recta de un circuito, lo que se necesita es menos aceite. Menos aceite significa menos líquido que frene el giro del motor y menos resistencia para los componentes internos.

La desventaja de utilizar menos aceite es, obviamente, que el motor corre más riesgos. El truco está en saber exactamente cuánto aceite necesita tu motor para funcionar, y no emplear ni una gota de más.