Probablemente (al menos eso esperamos) ninguno de vosotros necesitáis un coche capaz de resistir disparos, pero entre los jefes de Estado, políticos y altos cargos en ciertos países, el blindaje no sólo es apreciado, sino a menudo exigido. Entre estos modelos disponibles se incorpora ahora el DS 7 Vauban, una versión blindada del SUV francés.

Basado en la motorización enchufable de 300 CV y producido en colaboración con el especialista WELP, el todocamino galo puede conducirse con el carné B tradicional y estará disponible a partir de junio, con precios que se inician en 165.000 euros.

Blindado

A la vista, el Vauban se parece a cualquier otro DS 7, de modo que pasa desapercibido sin un blindaje 'chillón'. Pero lo cierto es que incorpora un nivel de blindaje VPAM 4, puede resistir disparos de entre 50 cm y 5 metros de armas como .357 Magnum y .44 Magnum con balas de 9 mm.

DS 7 VAUBAN

Las modificaciones han implicado numerosas piezas, como el cristal reforzado y el uso de materiales de aramida (a los que pertenece el Kevlar) especialmente resistentes a los impactos y al calor, fibras de HPPE (polietileno de alto rendimiento) y acero reforzado.

Son incorporaciones que, lógicamente, aumentan el peso del DS 7, pero tampoco de forma exagerada, con sólo 164 kg más que el enchufable normal. Precisamente por eso se puede conducir con el carné B y no con licencias superiores o especiales.

Incluso el interior es completamente similar al del DS 7 no blindado, con el añadido del grabado Vauban y varios mandos específicos, como el que activa el micrófono externo, para poder comunicarse sin tener que bajarse del coche.

DS 7 VAUBAN

Interior DS 7 Vauban

DS 7 VAUBAN

Acristalamiento blindado DS 7 Vauban

Por supuesto, hay disponibles varios extras opcionales, como portabanderas externos, luces adicionales, extintores automáticos, circuito cerrado de ventilación, sirenas e intercomunicador.  

El tren motriz de 300 CV combinados permite pasar de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, sólo 0,2 segundos más que la versión estándar. Y es que, aunque el coche esté blindado, lo mejor es poder escapar rápidamente del peligro. 

Galería: DS 7 Vauban