Imagina coger el Aston Martin DBX y darle un aspecto más campero con nuevas molduras y protección adicional de la carrocería. Así se podría obtener algo parecido a los bocetos que circulan actualmente por la sede de Gaydon.

Según un artículo de Autocar, Aston Martin está pensando en producir una versión todoterreno de su SUV para desafiar a su 'compatriota', el Land Rover Defender. Por ahora, el coche se conoce como Proyecto Rambo, una referencia (quién sabe si intencionada) al 'Lambo Rambo', el apodo dado al Lamborghini LM002. Esto es lo que sabemos sobre él.

"Modelo de choque"

Así define Autocar la variante más aventurera del Aston Martin DBX, aún a la espera del visto bueno definitivo del número uno de la compañía, Lawrence Stroll, obligado (como es normal) por un profundo estudio de las previsiones de ventas.

Al tratarse de un modelo exclusivo y lujoso, desde luego no esperamos cifras mareantes, pero según Autocar, podría no convertirse en un modelo de producción, sino tener una tirada limitada de sólo 2.500 unidades.

<p>Aston Martin DBX707 2024, el frontal</p>

Aston Martin DBX707 2024

Por supuesto, aún no hay detalles sobre el estilo y la mecánica, pero bajo el capó podría emplearse el bloque 4.0 V8 biturbo de Mercedes-AMG, el mismo que impulsa al G 63. De ser así, el todoterreno de Aston Martin podría contar con 585 CV y 850 Nm de par, lo que le permitiría pasar de 0 a 100 km/h en el entorno de los 4,4 segundos. 

Por supuesto, también podría existir la variante DBX707 de 707 CV, creando así el todoterreno más potente del mercado, dejando atrás al propio Clase G o al Defender V8. Un listón que podría subir aún más si Aston Martin consigue hacerse con el tren motriz híbrido enchufable de la casa germana, que en el Mercedes-AMG GT 63 S E Performance, alcanza los 816 CV.

¿El precio del nuevo todoterreno de Aston Martin? Teniendo en cuenta que el 707 parte de unos 266.000 euros, el 4x4 podría acercarse a los 300.000, un superprecio debido también a la posible tirada limitada. 

La verdad es que a nosotros nos encanta la idea de un vehículo con estas cualidades. Eso sí, a pesar de contar con reductora y bloqueos de los diferenciales, nos atrevemos a decir que pocas, muy pocas, unidades llegarán a abandonar el asfalto alguna vez.