A más de uno seguro que le chirría que una marca de raza como CUPRA ofrezca muchos SUV, pero ningún deportivo puro. Bueno, al final el mercado manda y lo que ha hecho la firma española es dotar a sus todocaminos de un tacto más emotivo. Fórmula, por cierto, que le ha valido para obtener un gran éxito comercial, todo hay que decirlo.

Ahora bien, los más puristas echamos de menos un modelo de nicho que actúe como estandarte de la deportividad del fabricante de Martorell. Lamentablemente, no hay planes para un biplaza, pero nosotros te queremos mostrar la creación digital de superrenderscars. ¿Te gusta?

Deportivo puro CUPRA

Si tienes ojo avizor, te habrás percatado de que este CUPRA se basa en el Toyota Supra que, a su vez, se desarrolló a partir del BMW Z4. Pero más allá de esta singularidad, ¿te comprarías este coche? A nosotros nos parece que casaría perfectamente con la filosofía de la marca española. 

Y huelga decir que podría beneficiarse de motores y tecnologías de otros deportivos del Grupo Volkswagen. De hecho, yo ya me lo imagino con el rabioso motor turbo de gasolina 2.0 TSI con 333 CV del Volkswagen Golf R 20 Aniversario, asociado a la transmisión automática de doble embrague DSG con siete marchas. 

Galería: CUPRA Terramar, render de Motor1.com

A pesar del mayor peso, yo lo preferiría con tracción total 4Drive para poder conducirlo con total seguridad en cualquier época del año y no sufrir pérdidas de motricidad. Porque 333 CV sólo para el eje delantero quizá sean demasiados...

Ahora bien, si seguimos soñando, nada mejor que con la mecánica 2.5 TFSI de cinco cilindros en línea, que entregaba 390 CV en el Formentor VZ5 de edición limitada, ya agotado. ¡Menudo deportivo tendríamos entre manos!

Con este propulsor, el deportivo de CUPRA bajaría de los 4 segundos en el 0 a 100, que ya son palabras mayores. Pero además de altas prestaciones, el coche disfrutaría de un buen maletero para el equipaje de dos personas (290 litros el del Supra) y, gracias a la suspensión adaptativa, no resultaría incompatible con largos viajes en la configuración más suave. 

Si seguimos elucubrando, nos parecería ideal que el precio del deportivo de CUPRA se situase en torno a los 65.000 euros. Para que te hagas una idea, el Toyota Supra Performance, con 340 CV, implica un desembolso de 74.199 euros.

Así las cosas, sería algo más caro que el Golf R de 320 CV, que vale 59.450 euros, montante que se eleva hasta los ¡71.885 euros! en el caso del 20 Aniversario, con 333 CV. ¿Reunimos firmas y se las mandamos a CUPRA para que haga realidad este coche?

Fuente: superrenderscars