Si no te suena el nombre de Jody Scheckter, diremos que este piloto sudafricano es conocido por haber ganado el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 en el año 1979 con Ferrari. De hecho, fue el último ganador del mundial para la Scuderia... hasta el triunfo de Michael Schumacher en el 2000.

Pero también condujo el Tyrrell P34 de seis ruedas, posiblemente el coche de F1 más extraño de todos los tiempos. Y ahora, Scheckter pone a la venta su P34 personal, un chasis original convertido en coche de carreras en 2008.

Aunque el P34 compitió originalmente durante las temporadas de 1976 y 1977, su relativamente corta historia hace que se presente en excelentes condiciones. El 'Chasis 8' está acoplado, como no podía ser de otra forma, a un motor Ford-Cosworth DFV V8 de 3 litros.

Galería: Réplica del Tyrrell P34, subasta RM Sotheby's

El extraño diseño de seis ruedas del P34 fue el resultado del pensamiento creativo del director técnico de Tyrrell, Derek Gardner, que pensó en usar cuatro ruedas más pequeñas en el tren delantero, reduciendo la resistencia aerodinámica del conjunto.

Gardner también supuso que tener dos ruedas más mejoraría la frenada. Sin embargo, en el mundo real, los pilotos tuvieron problemas con el diseño.

"Se suponía que la frenada era mejor: bueno, lo era cuando frenabas en línea recta, pero en cuanto girabas, las ruedecitas se deslizaban y tenías que soltar el pedal, así que ahí no había ninguna ventaja", declaró Scheckter a la revista Motor Sport en 2008, según un artículo publicado en Formula1.com.

A pesar de las deficiencias de diseño, el P34 tuvo cierto éxito en la pista. Scheckter pilotó el coche hasta su única victoria absoluta en el Gran Premio de Suecia de 1976. Él y su compañero de equipo, Patrick Depailler, consiguieron un total de 10 podios esa temporada, incluyendo el segundo y tercer puesto en el Gran Premio de Mónaco. Por desgracia, 1977 no fue tan bien, con sólo cuatro podios para el equipo.

Un bonito detalle en el habitáculo son los paneles transparentes insertados en la carrocería para que los pilotos puedan ver los neumáticos. Unos 'ojos de buey' que permitían al piloto posicionar mejor el coche en las curvas y medir el desgaste de los neumáticos. 

Tyrrell P34 Replica RM Sotheby's Auction
Tyrrell P34 Replica RM Sotheby's Auction

El coche de Scheckter parece haber sido construido según las especificaciones de 1976, a juzgar por la decoración completamente azul (posteriormente, el blanco ganó protagonismo) y los conductos NACA de refrigeración de los frenos en el alerón delantero. De hecho, los ajustes para la temporada de 1977 incluyeron un diseño revisado con grandes paneles de malla.

Dado que este P34 no es un auténtico coche de carreras, el nuevo comprador tendrá menos motivos para dejarlo en el garaje como pieza de coleccionista y más motivos para llevarlo a la pista. Saldrá a subasta en mayo, en el evento de RM Sotheby's de Mónaco, con un precio estimado de entre 450.000 y 640.000 euros, sin reserva.