Se trata de la segunda unidad que salió de fábrica.

El Ferrari Enzo es considerado más como una obra maestra que como un superdeportivo, razón por la que ocupa un puesto muy alto en la cúspide de la historia del automóvil, al igual que lo hacen otros modelos del fabricante italiano, como el 288 GTO, el F40 y el F50, entre otros.

Y es que 17 años después, este automóvil sigue asombrando por el diseño y la potencia que tanto lo caracterizaron en el momento de su lanzamiento, a principios del siglo XXI.

Potencia que, por cierto, nace de un propulsor V12 de gasolina, atmosférico y con 6,0 litros de cilindrada, que ofrece un rendimiento de 660 CV.

Galería: Ferrari Enzo conducido por Schumacher, a la venta

Fue precisamente el mismísimo Michael Schumacher el encargado de participar en el desarrollo del Enzo, que heredó mucha de la experiencia acumulada en los Mundiales de Fórmula 1 de aquellos años.

Aunque el heptacampeón del mundo de la categoría reina del automovilismo no tuvo en propiedad la unidad de la que te vamos a hablar, sí que está confirmado que la condujo en Nürburgring en agosto de 2002, poco antes de que fuera entregada al afortunado comprador.

Si el valor de cualquier 'Cavallino Rampante' que se precie se revaloriza con el paso de los años, en este caso hablamos de una pieza única, por la historia que tiene.

Además, cabe destacar que fue el segundo que salió de fábrica y que solo ha tenido dos dueños. El último en 2014, que lo adquirió para formar parte de una gran colección privada.

¿Lo mejor de todo? Que ahora va a poder tener un tercer dueño, porque está a la venta, para goce de aquellos adinerados que puedan permitirse un vehículo de este nivel y precio.

Lo tiene a la venta el concesionario Tom Hartley Jnr de Inglaterra, con un cartel que anuncia un coste de 2,25 millones de libras, una cifra por encima de los 2,5 millones de euros, al cambio de divisa.

Ferrari Enzo conducido por Schumacher, a la venta

Es uno de los pocos Ferrari Enzo que se fabricaron en exclusiva con algunas particularidades, como una carrocería de fibra de carbono que se deja ver a través de la fina capa de pintura Rosso Corsa del automóvil.

Además, el interior luce una tapicería de cuero de color rojo y se entrega con una llave de repuesto y con una lona protectora, entre otras cosas.

Si tienes el dinero, no vas a poder resistirte a esta joya, cuya tirada se limitó a 399 ejemplares.