De la empresa que nos dio el extraño T-Roc Cabrio y del cual no veremos una segunda generación, llega una berlina descapotable. Volkswagen Brasil ha presentado un Virtus que ha transformado en un descapotable en tan sólo seis semanas, gracias a 30 ingenieros. Te preguntarás: ¿qué es el Virtus? Es básicamente una versión sedán del utilitario Polo.

El sedán descapotable es un proyecto único diseñado específicamente para la visita del presidente brasileño Lula da Silva a la fábrica de Volkswagen en São Bernardo do Campo, São Paulo.

No parece ser un descapotable propiamente dicho, ya que ninguna de las imágenes muestra el Virtus con el techo puesto. Y además de perder los pilares B y C, el coche ha sufrido cambios adicionales.

Volkswagen Virtus Cabrio

No será el heredero del T-Roc Cabrio

El equipo brasileño de VW amplió el coche alargando la distancia entre ejes, lo que dio lugar a un compartimento trasero más espacioso. Sin embargo, esta modificación obligó a cambiar el tamaño del depósito de combustible.

Además, tras retirar el techo, la carrocería tuvo que ser reforzada. Se ha instalado una barra transversal entre los asientos delanteros y traseros, que permite a los pasajeros de atrás agarrarse a ella de pie.

Este automóvil no se fabricará en serie y no será el sustituto directo del Volkswagen T-Roc Cabrio, que está contando sus últimos días en el mercado. El segundo descapotable más vendido en Europa en 2023 no recibirá una segunda generación, ya que para la marca no es razón suficiente para que continúe en el mercado.

De hecho, el peculiar Virtus descapotable es el quinto vehículo modificado por Volkswagen Brasil para visitas presidenciales, tras el Fusca/Beetle (1959, 1993), el Polo Sedán (2003) y el Fox (2005). Tras la visita, el coche descansará en un museo de vehículos históricos situado dentro de la fábrica.

Volkswagen T-Roc Cabrio (2022)

Si hablamos de otras transformaciones similares, Toyota realizó una parecida cuando presentó el Century Convertible. No se fabricó para el presidente, ya que Japón es una monarquía. En su lugar, el vehículo fue destinado para el desfile de coronación de Naruhito, actual emperador del país asiático.