No es la primera vez, que te traemos a Motor1.com noticias sobre multas, links o mensajes de texto falsos, simulando ser por ejemplo la DGT, para solicitarte un dinero en forma de 'sanción económica' que realmente no te corresponde y es una estafa.

Pues aquí te mostramos otra nueva forma ingeniosa, con la que los ladrones te quieren hacer creer que tienes que pagar una sanción que no te corresponde. En este caso en forma de QR y de multa de aparcamiento.

Galería: Los radares que más multan

Multa con código QR

La encargada de dar el aviso de esta multa falsa ha sido la Policía Municipal de Madrid, que ha denunciado este hecho y nos ha dado unos consejos para diferenciar una multa real de una falsa.

En este caso, la policía afirma que ningún boletín de denuncia de la propia Policía Municipal, agentes de movilidad o controladores SER incluye códigos QR. También recuerdan que cualquier sanción en el parabrisas de tu coche se notificará posteriormente al titular del vehículo.

 

En este caso ha ocurrido en Madrid como una denuncia falsa de aparcamiento, pero no es la única forma de quitarte dinero utilizando códigos QR. En Francia, se ha conocido que a un conductor de un coche eléctrico también le ha pasado algo parecido.

En este caso, a la hora cargar su coche, fue a un punto de recarga y unos estafadores habían pegado una pegatina falsa sobre él, simulando un 'link' parecido al que accedes para realizar una carga de un vehículo eléctrico.

Un QR falso para cargar tu coche

El conductor cargó 40 euros para su recarga y ese dinero desapareció y el punto de recarga siguió inactivo. Mientras que el conductor pensaba que estaba pagando a la empresa del punto de recarga, ese dinero fue directamente a los estafadores.

Con la llegada de la famosa pandemia de la COVID-19, los códigos QR se pusieron de moda y los ladrones los han empezado a utilizar para engañar a los ciudadanos de a pie.

Estos han sido dos casos, pero seguramente seguirán utilizando este método viendo el éxito que están teniendo, por lo que ten cuidado a la hora de meterte en cualquier código QR y revisa si esa página web realmente pertenece a la empresa con la que quieres hacer ese servicio. ¡Mucho cuidado!