El 20 de octubre de 1998, se presentó el nuevo Rover 75 con gran pompa. El faro de esperanza de la marca británica debía salir a la venta a mediados de 1999.

Pero, ¿qué hizo Bernd Pischetsrieder, jefe de BMW, por aquel entonces propietario de Rover? Criticó la actitud del Gobierno británico respecto a la ayuda financiera para la remodelación de la planta de Rover en Longbridge y admitió que la firma británica estaba en crisis.

La prensa interpretó que la marca alemana no estaba satisfecha con las continuas pérdidas financieras de Rover, por lo que pretendía cerrarla. Sin duda, esto desanimó a muchos compradores potenciales, a pesar de la reacción tan positiva que suscitó el coche.

Galería: Rover 75 1999-2005

De hecho, podía competir muy favorablemente contra el Jaguar S-Type, que se presentó al mismo tiempo. Si echamos la vista atrás unos años, la idea básica del Rover 75 surgió como parte de un grupo de tres nuevos diseños para la empresa bajo la dirección de Richard Woolley: una gran berlina con el nombre en clave 'Flagship', un vehículo más pequeño (con el nombre en clave 'Eric') y el 75. De estos diseños, sólo se siguió adelante con el 75 concept.

Originalmente, el Rover 600 (lanzado en abril de 1993) iba a rediseñarse, pero tras la adquisición de la marca por BMW en 1994, se decidió rápidamente que este coche no continuaría en el mercado, sino que se sustituiría por un modelo totalmente nuevo, cuyo lanzamiento se produciría a finales de los años 90. Sí, nuestro protagonista.

Rover 75 (1999-2005)
Rover 75 (1999-2005)
Rover 75 (1999-2005)

El trabajo en el nuevo 75, cuyo nombre en clave era R40, avanzó sin interferencias significativas de BMW: el diseño fue recibido con entusiasmo por la dirección y ambas empresas consideraron que el aspecto clásico sería la dirección ideal para Rover. El interior del 75 estaba lleno de madera y cromo.

Con 4,74 metros de longitud, hizo su debut en el Salón del Automóvil de Birmingham y salió a la venta el 17 de junio de 1999, después de haber sido ampliamente probado por la prensa especializada. Los interesados recibieron en Alemania una cinta de vídeo con información detallada sobre el coche. Este es el aspecto que tenía la película en aquel momento:

El 75 disponía de una gama de motores de gasolina y diésel con una cilindrada de 1,8 a 2,5 litros. Los bloques de gasolina eran de cuatro cilindros de la serie K con 1,8 litros y el KV6, de 2,0 o 2,5 litros.

La mecánica de 2,0 litros se suprimió posteriormente con la introducción del motor turbo de 1,8 litros por motivos de emisiones. También se ofreció un motor diésel a través del Grupo BMW. 

Rover 75 (1999-2005)

Rover 75 Tourer (2001-2005)

En julio de 2001, tras la separación de Rover y BMW, la marca británica lanzó la versión familiar del 75 con la denominación Tourer. El portón trasero estaba equipado opcionalmente con una luneta practicable. Por otro lado, el bonito 75 Coupé Concept se quedó sólo en un prototipo.

Galería: Rover 75 Coupé Concept

Pasemos a las variantes más raras del 75. En 2002 se presentó una versión alargada, inicialmente con el nombre Vanden Plas. Desarrollada en colaboración con el fabricante de vehículos S. MacNeillie & Son Limited en Walsall, Inglaterra, el modelo se alargó 200 mm y se modificaron las puertas traseras.

Sólo estaba disponible en la versión Connoisseur y fue producido por MacNeillie en Longbridge. Este 75 alargado fue un vehículo ministerial en el gobierno británico y Tony Blair tuvo acceso a uno durante su etapa como primer ministro.

Rover 75 (1999-2005)

Rover 75 Vanden Plas

Rover 75 (1999-2005)

Rover 75 Facelift

En la primavera de 2004, Rover presentó el lavado de cara del 75, que incluía una parrilla y un paragolpes completamente nuevos, así como faros de una sola pieza. La parte trasera también recibió un nuevo paragolpes con un tirador de maletero cromado rediseñado.

La renovada estética recibió una acogida desigual por parte de la prensa del motor, y Rover anunció el nuevo modelo V8 con una parrilla completamente diferente sólo unos meses más tarde. Se dice que esta parrilla estaba inspirada en modelos V8 anteriores, pero causó cierta irritación por parecerse a la del nuevo Audi de gran tamaño (presentado posteriormente).

En el Salón del Automóvil de Ginebra de 2004, Rover mostró esa versión V8. Tras el MG ZT 260 lanzado en 2003, éste fue el primer Rover con motor V8 desde la desaparición del Rover SD1 en 1986. La plataforma se rediseñó ampliamente para el motor de ocho cilindros y 4,6 litros de Ford, incluyendo un túnel de transmisión más rígido y una suspensión trasera a medida.

Rover 75 (1999-2005)

Rover 75 V8

Al igual que el ZT 260, el 75 V8 se construía en la línea de montaje normal, se desmontaba para realizar las modificaciones estructurales necesarias y la instalación de la transmisión V8, y se volvía a colocar en la línea de montaje para su acabado. En lugar de la caja de cambios manual Tremec TR-3650 del MG ZT 260, el Rover 75 V8 estaba equipado con la transmisión automática de cuatro velocidades 4R75W de Ford.

Otras características incluían cuatro salidas de escape, emblemas especiales y un paragolpes 'premium'. Se fabricaron 166 ejemplares, tanto berlinas como Tourer, frente a 717 MG ZT 260, es decir, un total de 883 vehículos V8.

Exactamente 211.175 ejemplares del Rover 75 se produjeron hasta 2005, el final del Grupo MG Rover. Tras la insolvencia de la marca, los planos de construcción del 75 se vendieron a la Shanghai Automotive Industry Corporation y las líneas de producción y las máquinas fueron a parar a la Nanjing Automotive Company. Así, el Roewe 750 siguió fabricándose en China hasta 2016.