La transición eléctrica se ha llevado por delante a buena parte de los utilitarios deportivos y esa es una verdadera lástima para cualquier amante de los coches. Vehículos como el Renault Clio RS, el Peugeot 208 GTi o el Opel Corsa OPC ya no volverán... al menos con motor de gasolina. 

Pero aún nos queda una pequeña esperanza con el Suzuki Swift Sport. Si recuerdas, la nueva generación del utilitario japonés se presentó el pasado mes de diciembre y, aunque la marca japonesa no ha dicho nada sobre esta versión deportiva, confiamos en que finalmente llegue al mercado. 

Lo normal es que, de ser así, mantenga el propulsor de gasolina con hibridación ligera de su antecesor. Si recuerdas, era un motor turbo de 1,4 litros y 129 CV, apoyado por una unidad eléctrica de 14 CV y una pequeña batería de 0,38 kWh. Así las cosas, el pequeño GTI portaba merecidamente la etiqueta Eco de la DGT.

Galería: Suzuki Swift (2024)

Magníficas sensaciones

Vinculado a una caja manual de seis velocidades, este propulsor térmico otorgaba al Swift Sport unas prestaciones interesantes, con una aceleración de 0 a 100 en 9,1 segundos y una velocidad punta de 210 km/h.

No obstante, el punto más especial del coche no residía en estas cifras sino en las sensaciones al volante, gracias a unas contenidas dimensiones (no llegaba a los 4 metros de largo) y a un peso en vacío de poco más de mil kilos. 

El especialista en el tratamiento de imágenes X-Tomi Design nos ha puesto los dientes largos al imaginar cómo sería el Suzuki Swift Sport 2024. La verdad es que el coche digital en color amarillo nos convence plenamente con su carrocería bicolor, sus faros oscurecidos, las taloneras laterales o las grandes llantas de aleación. 

Suzuki, hazlo realidad

¿Comprarías un coche así por un precio de alrededor de 25.000 euros? Desde luego, si no te toca asumir necesidades familiares, sería un vehículo perfecto para disfrutarlo en cada desplazamiento. Y si tienes hijos, como segundo coche en el garaje, pocas alternativas mejores habría.

En fin, como suele decirse, ahora la pelota está en el tejado de Suzuki, que es a quien le toca mover ficha. Crucemos los dedos para que, en cuestión de unos meses, la marca japonesa nos lo muestre y declare que lo va a comercializar. ¡Nada nos alegraría más!

Fuente: X-Tomi Design