Los aficionados a Top Gear se pondrán tristes al saber que el programa de televisión acaba de cancelarse, según un comunicado de la BBC. La decisión se produce en un momento en el que la cadena ha llegado a un acuerdo con el presentador Freddie Flintoff, tras el accidente en el que resultó herido el año pasado.

"Sabemos que la cancelación del programa será una noticia decepcionante para los fans, pero es lo correcto", afirma la propia BBC en su comunicado. "El resto de la actividad de Top Gear no se ve afectada por este parón, incluyendo formatos internacionales, digitales, revistas y licencias".

Galería: Los 10 mejores coches de Jeremy Clarkson

Un accidente, ¿causa del final? 

El uso de términos como "descanso del programa" indica que podría no estar muerto para siempre. Sin embargo, también sugiere que el formato actual con los presentadores Chris Harris, Paddy McGuinness y Flintoff probablemente no volverá.

El accidente de Flintoff ocurrió en la pista de pruebas de Top Gear en el aeródromo de Dunsfold en diciembre de 2022. Una fuente dijo al diario británico The Sun: "Conducía en la pista con normalidad. No iba a alta velocidad, fue un accidente que le puede pasar a cualquiera".

Sin embargo, el personal médico tuvo que trasladarlo en helicóptero a un hospital. Fotos posteriores le mostraron con una cicatriz en la cara.

Popular con Clarkson, Hammond y May

La BBC llegó a un acuerdo con Flintoff que supuestamente equivalía a 9 millones de libras (10,35 millones de euros). La cadena también puso en marcha una investigación sobre la seguridad del programa. El análisis "concluyó en marzo de este año y no se va a publicar, algo que siempre hemos dejado claro", dijo la BBC.

Top Gear, que se estrenó en 1977, ha tenido muchos presentadores a lo largo de los años. En 2002, se inició una versión revisada y más personal con Jeremy Clarkson y Richard Hammond. James May se unió al equipo en 2003.

Juntos crearon una combinación de espectáculo y comedia con el que la gente se enganchó al mundo del automóvil, pero en 2015 todo saltó por los aires debido a una pelea de Clarkson con uno de los productores.