Toyota amplía su gama SUV en Estados Unidos con el lanzamiento del Crown Signia. Presentado inicialmente en Japón, estará a la venta en los concesionarios norteamericanos de la marca a partir del próximo año. Lamentablemente, no parece que vaya a llegar a Europa para sustituir al Highlander. 

Al fin y al cabo, nos parece un coche moderno y atractivo, ya que adopta el último lenguaje de diseño de Toyota y se inspira en el Prius y el C-HR. En total, mide 4.930 mm de largo, 1.880 de ancho y 1.620 de alto, con una distancia entre ejes de 2.850 mm. En la práctica, esta cifra es muy similar a la del propio Highlander, que registra 4.950 mm de largo y tiene la misma batalla.

Toyota Crown Signia 2024

Tren híbrido con 247 CV

Mecánicamente, el todocamino se impulsa a través de un sistema híbrido, así que llevaría la etiqueta Eco en nuestro país. Combina un motor de cuatro cilindros y 2,5 litros con dos unidades eléctricas y la transmisión automática con engranajes planetarios, que simula una caja CVT con variador continuo. El coche dispone de tres modos de conducción: Eco, Normal y Sport.

Lógicamente, es posible conducir sólo con electricidad a baja velocidad durante distancias cortas. Toyota declara un consumo combinado de 9,1 litros cada 100 km y una potencia de 247 CV, como en el Highlander. Gracias al motor eléctrico montado en la parte trasera, la tracción es a las cuatro ruedas. La capacidad de remolque asciende a 1.225 kg.

En el habitáculo, el cuadro de instrumentos está conformado por una pantalla digital personalizable de 12,3 pulgadas, mientras que otro monitor con la misma diagonal permite gobernar el sistema de infoentretenimiento. 

Los asientos eléctricos del conductor y del acompañante tienen ocho posiciones de serie, mientras que la consola central cuenta con un cargador inalámbrico vertical y tres puertos USB-C. Los pasajeros de las plazas traseras disponen de dos salidas de aire, dos posavasos y bolsillos en los respaldos de los asientos.

Toyota Crown Signia 2025

Interesaría en Europa

De serie en todas las versiones (XLE y Limited) es el pack Toyota Safety Sense 3.0, que incluye frenada de emergencia automática con detección de peatones, alerta de salida de carril con asistente de dirección, control de crucero adaptativo, lector de señales de tráfico, luces largas automáticas y mucho más. Para el Limited hay disponible un paquete opcional de tecnología avanzada con mantenimiento de carril y visión panorámica. 

Las ventas en Estados Unidos comenzarán a mediados del próximo año. La carrocería puede pintarse en Storm Cloud, Finish Line Red, Oxygen White, Black o Bronze Age, mientras que el interior está acabado en Saddle Tan o Black.