El Volkswagen Lupo fue uno de los muchos urbanos disponibles durante la primera década del siglo XXI. Quizá algunos de vosotros recordáis la versión GTI, con un motor atmosférico de gasolina con 1,6 litros y 125 CV. Pues bien, el ejemplar negro del vídeo adjunto casi triplica esa potencia...

Obviamente, este no es un Lupo GTI original, sino que emplea un motor turboalimentado 2.0 TSI modificado, capaz de alcanzar los 360 CV. Toda esa fuerza se canaliza únicamente a las ruedas delanteras a través de una caja de cambios manual, así que ya supondrás que no es un coche fácil de conducir. 

El clip nos lleva a un tramo sin restricciones de una Autobahn alemana, donde el Lupo demuestra su enorme potencial. En la segunda mitad de la grabación, se puede ver cómo supera los 250 km/h, llegando en concreto a 255. Una cifra brutal para un coche del segmento A, ¿verdad? 

Muy al límite

El Lupo GTI de serie no superaba los 1.000 kilos en vacío y declaraba una aceleración de 0 a 100 en 8,3 segundos y 205 km/h de punta, junto con un consumo medio de 7 litros cada 100 km, aunque en el anterior ciclo NEDC, menos real que el actual WLTP. 

En el vídeo puedes ver que al coche le falta algo de aplomo a velocidades muy elevadas, pues el conductor tiene que sujetar fuerte el volante y realizar correcciones con él casi constantemente. En cualquier caso, nada grave y algo lógico teniendo en cuenta las circunstancias. 

No sé a ti, pero a nosotros nos encantaría realizar esta misma prueba (en la Autobahn, por supuesto) porque se tienen que vivir sensaciones ya algo olvidadas en los coches más grandes y modernos. 

Galería: Volkswagen Lupo (1998-2005)

Por cierto, cabe recordar que el Lupo GTI tuvo un sustituto que no llegó a España, el Volkswagen up! GTI, dotado de un motor 1.0 TSI de 115 CV y 200 Nm, para un conjunto de apenas 3,6 metros de longitud y menos de 1,1 toneladas de peso. 

Según la ficha técnica, este coche marcaba 196 km/h y una aceleración de 0 a 100 en 8,8 segundos. Obviamente, ya quedan muy pocos coches así: Hyundai i10 T-GDi de 100 CV o el Suzuki Swift Sport 1.4 BOOSTERJET de 129 CV. ¡Dale al play!