La movilidad eléctrica ofrece nuevas oportunidades de negocio. Porsche salta incluso al mundo náutico. Junto con el astillero austriaco Frauscher, está diseñando un yate de emisiones cero que pretende llevar al agua la calidad y las prestaciones típicas de la marca de Zuffenhausen.

La embarcación se llama Frauscher x Porsche 850 Fantom Air y está basada en la lancha motora Frauscher 858 Fantom Air. El astillero se ha dedicado al tema del diseño y las dimensiones, mientras que Porsche ha trabajado en introducir toda una serie de modificaciones y mejoras tanto en la estética como en el esquema de propulsión.

Tiene una batería de 100 kWh

El Porsche Electric Powerboat tiene una longitud de 8,67 metros y una anchura de 2,49 metros, por lo que puede albergar hasta nueve pasajeros. Según el anuncio oficial, los ingenieros de la compañía han ensamblado la tecnología de propulsión a partir de la del nuevo Macan eléctrico, que se basará en la nueva plataforma PPE.

 

El Frauscher x Porsche 850 Fantom Air está equipado con un motor síncrono de imanes permanentes y una batería de iones de litio de 100 kWh que, gracias a su arquitectura de 800V, puede recargarse con corriente continua de alta potencia, pero también es compatible con la carga de corriente alterna.

Stefan Frauscher, director general del astillero del mismo nombre, comentó lo siguiente sobre la colaboración: "Los barcos eléctricos son cada vez más populares. Los clientes aprecian el hecho de que sean silenciosos y fiables. Llevamos construyendo barcos eléctricos desde 1955 y la cooperación con Porsche nos brinda la oportunidad de consolidar nuestro liderazgo en este nicho. Además, ambas empresas tienen valores muy similares, son de propiedad familiar y se centran en la innovación, el diseño y la calidad".

La lancha eléctrica Frauscher 858 de la que deriva el modelo de Porsche

Una cadena cinemática, muchas oportunidades

La lancha motora eléctrica de Porsche se construirá en 2024 en una tirada inicial de 25 unidades. Saldrá del astillero de Ohsdorf (Austria), donde Frauscher tiene su sede, y el fabricante austriaco se encargará también de toda la logística, la venta y la gestión posventa.

Porsche, por su parte, tras haber desarrollado la cadena cinemática eléctrica de la plataforma PPE para automóviles y aventurarse ahora en el campo náutico, está estudiando otras aplicaciones para su sistema eléctrico de nueva generación.

Recordemos que todavía no hay fechas definitivas para la comercialización del Porsche Macan EV, pero sabemos que utilizará la plataforma Premium Platform Electric. En su versión más potente, el Macan 'a batería' tendrá unos 610 CV de potencia y más de 1.000 Nm de par motor instantáneo, gracias a una configuración de doble motor.