Según parece, el buque de carga Felicity Ace, que transportaba vehículos desde Emden (Alemania) a Davisville (Rhode Island), se ha incendiado en el Océano Atlántico.

Según Associated Press, el Felicity Ace dio la alarma tras declararse un incendio en la bodega, y su tripulación de 22 personas abandonó el barco y fue rescatada sana y salva. Sin embargo, el fuego puede haber destruido la carga del barco, en su mayoría vehículos de Porsche y Volkswagen.

Galería: Porsche Macan T 2022

Zerin Dube, que utiliza el alias SpeedSportLife, publicó una captura de pantalla del rastreador de pedidos de clientes de Porsche, que reconoce que el Felicity Ace transportaba "ciertos vehículos Porsche" y aconseja a los clientes que esperen el contacto de sus concesionarios locales, una vez que el fabricante de automóviles tenga suficiente información para comprender el alcance total del problema.

Matt Farah, de The Smoking Tire, también comenta en Twitter que su concesionario le ha llamado hoy para informarle de que su coche estaba en el carguero.

 

Por su parte, Porsche ha emitido el siguiente comunicado:

Nuestros pensamientos inmediatos se dirigen a los 22 tripulantes del buque mercante Felicity Ace, todos los cuales, según tenemos entendido, están sanos y salvos tras ser rescatados por la Marina portuguesa, después de que se informara de un incendio a bordo. 

Creemos que varios de nuestros coches se encuentran entre la carga a bordo del barco. En este momento no disponemos de más detalles sobre los vehículos afectados. Estamos en estrecho contacto con la compañía naviera y compartiremos más información a su debido tiempo.

Cualquier persona que esté preocupada por las implicaciones de este incidente en un coche que haya pedido, debe mantenerse en contacto con el concesionario en el que hizo la reserva. A medida que se disponga de más información, nuestros concesionarios se pondrán en contacto con todos los clientes afectados para discutir los pasos a seguir.

Abandonado cerca de las islas Azores, el Felicity Ace va a la deriva hacia el este. Según el sitio web FleetMon, que permite rastrear buques, el sistema de identificación automática de a bordo sigue funcionando, lo que debería facilitar el trabajo a las agencias de salvamento y rescate.