En el futuro eléctrico de MINI todavía habrá sitio para una versión John Cooper Works. Se espera que la primera variante JCW de cero emisiones llegue en 2024, sólo unos meses después del debut de la segunda generación del Cooper eléctrico, que se espera para el Salón de Múnich 2023 (del 5 al 10 de septiembre).

Al igual que su homólogo con motor térmico, el MINI JCW promete un aspecto muy exclusivo y unas prestaciones bastante atractivas, para divertirse tanto en la conducción diaria como en un circuito.

Se ensancha y se enfada

Partiendo de fotos espía de las últimas semanas, hemos elaborado un render exclusivo que imagina la forma final del primer MINI JCW eléctrico. Ciertamente, llama la atención de inmediato con su carrocería más ancha, pasos de rueda pronunciados y paragolpes más abultados, con una gran parrilla negra, presidida por el siempre presente logotipo John Cooper Works.

MINI John Cooper Works eléctrico, la recreación de Motor1.com

MINI John Cooper Works eléctrico, la recreación de Motor1.com

El fabricante británico también debería añadir un capó más deportivo y nuevas llantas de aleación ofrecidas exclusivamente para este modelo. Como se puede ver en la recreación, también deberíamos encontrar asientos deportivos con reposacabezas integrados en el habitáculo.

En cualquier caso, el JCW también compartirá la plataforma Spotlight del otro MINI eléctrico (desarrollada por BMW en colaboración con Great Wall Motors) y la pantalla OLED de 9,44 pulgadas en el centro del salpicadero.

Al menos 250 CV

Aún está por confirmar qué tren motriz llevará el próximo JCW eléctrico. Lo que sí sabemos es que el nuevo MINI eléctrico se ofrecerá con dos baterías, de 40,7 y 54,2 kWh. Se espera que la primera variante, el MINI Cooper, esté acoplada a un motor eléctrico delantero de 184 CV y tenga una autonomía estimada de 300 km, mientras que la segunda (bautizada como Cooper SE) tendrá 218 CV y una autonomía máxima de 400 km.

Fotos del nuevo Mini John Cooper Works EV Spy

MINI JCW eléctrico, las fotos espía.

Por tanto, el JCW de cero emisiones podría elevar el listón hasta los 250 CV como mínimo, lo que lo haría aún más potente que el actual John Cooper Works de gasolina, que entrega 231 CV. Al mismo tiempo, no podemos descartar a priori la presencia de un segundo motor montado en la parte trasera para convertir el MINI en un 4x4 y tener así todavía más agarre en cualquier situación.

Galería: MINI John Cooper Works eléctrico, la recreación de Motor1.com