Si pensamos en deportivos clásicos de los años 80, el Ford Sierra RS Cosworth tiene que aparecer en nuestra mente de forma obligada. No en vano, podía presumir de un motor turbo de 2,0 litros con 204 CV a 6.000 rpm y 275 Nm a 4.500 vueltas, con caja manual de cinco marchas. 

Hoy te traemos un ejemplar abandonado en Gran Bretaña, que no se movió del garaje en el que estaba guardado desde el año 1991. Contaba únicamente con 7.349 millas (11.827 kilómetros) y el propulsor estaba en perfecto estado. ¿Qué sucedió con este coche?

Galería: Ford Sierra RS Cosworth abandonado

Se pagaron 93.400 euros

Como te podrás imaginar, acabó en una subasta hace cuatro años, en 2019. La organizó Anglia Car Auctions, que indicó que el automóvil sólo necesitaba un juego de neumáticos, una revisión general y un repaso al tanque de gasolina para estar de nuevo en movimiento. 

Con este estado tan boyante, es normal que se pagara una gran suma de dinero por él. En concreto, lo compró alguien que estaba presente en la sala de la subasta y abonó nada menos que 80.000 libras, 93.400 euros al cambio actual, es decir, unas cuatro veces más de lo que habría costado nuevo en 1987 en España.

Ford Sierra RS Cosworth abandonado

Envejeció en un garaje

En Reino Unido, el Cosworth fue muy codiciado en su día. Se vendieron menos de 2.000 unidades en aquel territorio entre 1985 y 1987, y muchos acabaron destrozados por un uso extremo o por competir en carreras. Pero nuestro ejemplar sólo circuló durante cuatro años antes de quedar parado en Ascot.  

En 2016, el coche pasó por herencia a su nuevo propietario, pero años después falleció. Su pareja, en 2019, se lo dio a un amigo de su marido, fanático de los coches, que previamente había trabajado para ellos y esa unión forjó una amistad.

El anuncio de la subasta indicaba que "el Ford Sierra RS Cosworth viene con la factura de venta original de Stormont Engineering Company, de Tunbridge Wells, libro de servicio sellado en 1988, folletos de ventas, manual del propietario y llaves de repuesto".

Cabe recordar que el Sierra RS Cosworth, de propulsión trasera, firmaba en su día 240 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 en apenas 6,8 segundos.

Además de la estética exterior deportiva, empleaba asientos Recaro y un bonito volante de tres radios. En fin, una historia que merecía la pena conocer...

Fuente: Dailystar

Galería: Ford Sierra RS Cosworth 1985-1988