Recordamos las cualidades de este modelo, que rivalizó contra berlinas Premium.

Periódicamente, nos gusta dar una vuelta por el pasado y recordar vehículos que han quedado en los anales de la automoción. Hoy, nos vamos a fijar en el primer Ford Sierra RS Cosworth, un vehículo que se presentó en el salón de Ginebra de 1985 y que estuvo a la venta hasta comienzos de 1988. 

Aunque hubo generaciones posteriores más potentes, este deportivo fue capaz de plantar cara a los verdaderos 'cocos' de la época, entre los que se encontraban el BMW M3 E30, con 195 CV, y el Mercedes-Benz 190E 2.3-16, con 185. 

Desde luego, la asociación entre Ford y Cosworth para desarrollar un vehículo destinado al Grupo A, del Mundial de Rallies, no pudo resultar mejor. Con sus pequeñas lagunas, como un tren delantero algo impreciso en las irregularidades (según los expertos de la época), estamos ante un coche que enamoró por su potencia, prestaciones y dinamismo. Pincha en la flecha lateral de la imagen para ir desgranando sus virtudes.