Después de pilotar cinco años para Mercedes-AMG en Fórmula 1, junto a Lewis Hamilton, Valtteri Bottas cambió de equipo y fichó por Alfa Romeo en la pasada la temporada 2022, cediendo su asiento a George Russell.

Ahora bien, eso no supuso que cancelara el pedido de su impresionante Mercedes-AMG ONE al salir del equipo... y por fin, ha llegado el momento de recogerlo y empezar a disfrutarlo. ¿Lo aparcará en el garaje junto a su Alfa Romeo Giulia GTAm?

Dudas aparte, para empezar, el piloto finlandés de 33 años ha usado Instagram para mostrar su nuevo hiperdeportivo con motor F1, acabado en un precioso tono azul con un montón de superficies de fibra de carbono expuestas.

Mercedes-AMG ONE, un deportivo de 2,5 millones de euros

No es el primer AMG ONE que se entrega, ya que los chicos de Affalterbach llevan dando los esperados hiperdeportivos a los clientes desde enero de 2023.

De hecho, el excompañero de equipo de Bottas, el siete veces campeón de F1 Lewis Hamilton, también se encuentra entre esos 275 compradores que han abonado unos 2,5 millones de euros (eso se dice) por el que actualmente es el coche de producción más rápido en Nürburgring y Monza. Por supuesto, otro expiloto de Mercedes-AMG en la F1, como es Nico Rosberg, también está en la lista.

 

A modo de recordatorio, el Project One se mostró como prototipo en septiembre de 2017, pero hasta agosto de 2022 no comenzó su producción como modelo de calle definitivo.

Un proyecto que no ha estado libre de problemas, empezando por las normativas sobre emisiones y pasando por el hecho de emplear un motor V6 turboalimentado de 1,6 litros de Fórmula 1, en el que el ralentí debía estar a 1.200 rpm, en lugar de a 5.000 rpm.

Otro detalle importante es que el motor debe reconstruirse cada 50.000 km. Y aunque es posible que muchos ONE no alcancen jamás ese dato, supone otro quebradero de cabeza para los propietarios.

Galería: Mercedes-AMG ONE bate el récord de vuelta en Nürburgring

De hecho, el coche se ensambla en las las instalaciones de AMG en Coventry (Reino Unido), con un sistema de propulsión híbrido fabricado por la división Mercedes-AMG High Performance Powertrains en Brixworth. Además de la planta de producción específica, Multimatic también 'echa una mano' a la firma alemana para construir el sucesor espiritual del CLK GTR.

Con una potencia combinada de 1.063 CV, un límite de revoluciones de 11.000 vueltas y una transmisión secuencial de siete velocidades, el ONE no es un AMG cualquiera.

Alcanza los 100 km/h en 2,9 segundos, los 200 km/h en 7 segundos y los 300 km/h en 15,6 segundos, antes de llegar a los los 352 km/h. Mercedes afirma que "nunca ha habido nada igual, pero ahora quedará para siempre", añadiendo que el hipercoche tiene unas "prestaciones de otro planeta".