Entiendo perfectamente que, para la gente adinerada, los coches sean sólo una inversión. Sin embargo, eso no hace que sea menos frustrante ver un hipercoche con muy pocos kilómetros en busca de un nuevo propietario.

A todas luces, parece un desperdicio no conducir un Mercedes-AMG ONE, al menos de vez en cuando. Después de todo, ¿cuántos automóviles homologados para la calle tienen motores de Fórmula 1?

El superdeportivo de altas prestaciones definitivo de Mercedes-AMG está limitado a 275 unidades y, si tienes una solvencia económica fuera de toda duda, ahora puedes hacerte con un ejemplar.

La casa de subastas SBX Cars ha organizado un evento especial y dice que puede enviar el hipercoche tan exclusivo a cualquier parte del mundo. La subasta finaliza el 25 de abril. En el momento de escribir estas líneas, la puja más alta es de 128.000 dólares, pero en los próximos días se espera que alcance las siete cifras.

Mercedes-AMG ONE en venta

Sólo ha recorrido 55 millas (88 km aprox.) y parece estar en perfecto estado. AMG ha dicho que nunca volverá a poner un motor de F1 en un vehículo de producción homologado para la carretera debido a las estrictas normativas sobre emisiones. Esto convierte al ONE en un coche especial que no tendrá una segunda parte, lo que debería ayudar a mejorar su valor de reventa.

Ese intrincado bloque V6 turboalimentado de 1,6 litros de cilindrada dio muchos quebraderos de cabeza a los ingenieros, ya que tuvieron que reducir el régimen de ralentí de un motor de F1 de 5.000 rpm a únicamente 1.200 vueltas. Sólo este problema prolongó el desarrollo nueve meses. Y no olvidemos que el motor de 566 CV debe reconstruirse cada 50.000 km, aunque tampoco es que muchos de estos AMG se vayan a ser conducir tanto...

El coche de serie más rápido en Nordschleife siempre arranca en modo eléctrico. El V6 atornillado al chasis monocasco de carbono sólo se enciende un minuto después. Mientras tanto, el catalizador alcanza la temperatura óptima. Además, cuando te quedas sin gasolina, hay que despresurizar el depósito mediante un interruptor situado a la izquierda de la caja de pedales.

¿Qué posibilidades hay de que el próximo comprador lo conduzca más que el anterior propietario? Creemos que pocas. Los coches como el AMG ONE pasan la mayor parte de su vida encerrados en un garaje climatizado. La gente que compra estos vehículos se preocupa de que cada kilómetro de más haga mella en el valor de reventa... aunque esperemos, sinceramente, equivocarnos.