El hipercoche Mercedes-AMG ONE es una obra maestra de la ingeniería automovilística. Con una potencia combinada de 1.063 CV, un motor de gasolina 1.6 V6 turboalimentado y cuatro propulsores eléctricos, este supercoche representa la cumbre del potencial de la firma de Affalterbach.

Ahora, en una nueva colaboración entre Mercedes-AMG y CaDA, se ha dado vida a una fiel réplica a escala 1:8 de este increíble coche, compuesta por unos asombrosos 3.295 bloques de construcción.

Maqueta a escala 1:8 de Mercedes-AMG One

El Mercedes-AMG ONE de radiocontrol

Diseñado por el talentoso BrunoJJ1 (experto en coches de Lego), captura cada línea distintiva del modelo original: desde la icónica aleta longitudinal, hasta el alerón trasero retráctil y las llantas de 10 radios con neumáticos Michelin. Cada detalle se ha recreado meticulosamente.

Galería: Maqueta a escala 1:8 de Mercedes-AMG One

Pero la belleza de este modelo no es sólo superficial. Con unas dimensiones de 57 centímetros de largo, 24 de ancho y 16 de alto, impresiona por su alto nivel de detalle tanto por dentro como por fuera.

También destaca por su impresionante funcionalidad. Está totalmente motorizado y cuenta con suspensión delantera y trasera independientes, amortiguadores e iluminación LED. El motor del modelo es una réplica del original de seis cilindros, y el sistema de recuperación de energía cinética (KERS) está ingeniosamente simulado con motores de retroceso.

Maqueta a escala 1:8 de Mercedes-AMG One

La avanzada transmisión de la escala es un reflejo de la del AMG ONE original, gracias a dos motores en L que pueden controlarse por separado mediante el mando a distancia incluido.

El modelo cuenta incluso con una transmisión de dos velocidades, una característica muy exclusiva en el mundo de los coches de radiocontrol hechos por bloques. Con el mando a distancia, el modelo avanza y retrocede, gira a derecha e izquierda, e incluso controla la velocidad y la iluminación. Las puertas se abren con sólo pulsar un botón.

El mundo de los modelos a escala 1:8 cuenta con algunos de los coches más realistas del mercado de juguetes actual. Hace poco compartimos una maqueta del Ferrari 296 GTS extraordinariamente precisa, con 300 horas de trabajo y un precio de 14.000 euros. Si te gustan los coches de época, el DeLorean BTTF RC que aparece arriba, en los enlaces destacados, también merece la pena.