Cuando vi por primera vez el Lancia Pu+Ra HPE me dijeron que ese concept podía moverse como un coche de producción. Admito que pensé "sí, pero quién sabe a qué velocidad". Como Santo Tomás, si no lo veo, no lo creo. Ahora pido perdón por mi escepticismo.

Como ya te contamos, el prototipo anticipa el diseño de todos los futuros Lancia. Eso sí, de momento no circula a velocidades elevadas. Y el número uno de la compañía, Luca Napolitano, nos lo muestra en un vídeo en el que se ve, por primera vez, el Pu+Ra HPE en la carretera.

Los primeros pasos del Pu+Ra

Ahora bien, desde luego no hay que buscar impresiones sobre sensaciones de conducción o prestaciones. Todavía es un prototipo, pero el vídeo nos da una idea de lo cerca que estamos, como dicen los máximos responsables de la compañía, del renacimiento de Lancia.

El Lancia Pu+Ra HPE en la carretera

Lancia Pu+Ra HPe, la trasera

Tras años viviendo sólo a hombros del Ypsilon, la gama se prepara para ampliarse, con tres modelos eléctricos que llegarán entre 2024 y 2028. Las novedades tomarán algunos rasgos estilísticos y tecnologías del Pu+Ra HPE, empezando por el distintivo frontal con una firma luminosa en forma de copa.

El Lancia Pu+Ra HPE en la carretera

Lancia Pu+Ra HPe, el frontal

El Lancia Pu+Ra HPE en la carretera

Luca Napolitano en el Lancia Pu+Ra HPe

El primero en llegar, el año que viene, será el nuevo Ypsilon, listo para convertirse en un pequeño crossover, probablemente de unos 4 metros de largo, como el Jeep Avenger y el Fiat 600, con motores híbridos ligeros (MHEV) y 100% eléctricos, mientras que el buque insignia llegará en 2026.

Se llamará Gamma y será únicamente eléctrico, al igual que el nuevo Delta, que llegará en 2028. Para ellos, el objetivo es alcanzar una autonomía máxima de 700 km.

El vídeo del Lancia Pu+Ra HPe en la carretera

Salón tecnológico

También se prestará gran atención a la tecnología con la introducción del sistema de infoentretenimiento S.A.L.A. (siglas de Sound, Air, Light and Augmented, o traducido, Sonido, Aire, Luz y Aumentada, en relación a la realidad).

Se manejará mediante un panel táctil o por comandos de voz y será capaz de adaptarse automáticamente en función de las situaciones externas como el tráfico o el tiempo, e incluso internas, como por ejemplo el estado de ánimo del conductor.