A todo el mundo le gustan las caravanas económicas, pero ¿se puede hacer algo decente por menos de 1.000 euros? Según el canal de YouTube de President Chay, la pequeña caravana azul que estás viendo aquí tuvo un coste final de sólo 890 dólares (unos 830 euros), y eso incluye el precio de compra de la caravana.

Y no creas que por una cantidad tan reducida, la caravana carece de lo fundamental, porque no es así. Tiene suelo de baldosas, dos camas, ventanas, cocina (con fregadero) y toma de electricidad exterior. Pero, como puedes imaginar, hay algo más.

El remolque se encontró a través de Facebook Marketplace, vendiéndose como un remolque utilitario básico por un precio de 100 dólares (unos 93 euros al cambio). Los propietarios le quitaron los pequeños laterales de madera, lo lavaron a fondo y le instalaron un subsuelo compuesto por un material antihumedad, espuma aislante y un tablero de madera.

A la vista de las imágenes, debemos suponer que tanto el chasis del remolque como el suelo original estaban en buen estado, porque los autores del proyecto no comentan nada al respecto en toda la grabación.

DIY Budget Camper Interior

La mayor parte del presupuesto se centró en la construcción de los laterales de madera. Para reducir costes, se utilizó pegamento y telas de refuerzo en el exterior, que luego se pintaron para impermeabilizarlo de las inclemencias meteorológicas.

En el interior, los enchufes se conectaron con alargaderas, en lugar de con cables domésticos, una técnica que puede o no ser aconsejable pero que, sin embargo, redujo los costes, aunque no estamos seguros que la rebaja fuera significativa.

El uso generalizado de materiales reutilizados también redujo los costes. La encimera se hizo con palés de madera viejos, mientras que el armario de la cocina se hizo con retales de madera. Las ventanas, las molduras metálicas y el suelo de baldosas procedían de una caravana anterior que se vendió antes del proyecto del 'remolque-caravana'.

Sin estos elementos a mano, el coste probablemente habría superado los 1.000 dólares sin problema, pero aún así estamos hablando de una caravana artesanal sorprendentemente barata.

Y eso es exactamente lo que obtenemos con el producto acabado. Una única puerta trasera da acceso a una pequeña cocina en un lado y a dos camas individuales en el otro. La cama inferior hace las veces de sofá, e incluso hay un pequeño aire acondicionado instalado en la parte delantera.

El fregadero es funcional, aunque no se menciona el volumen del depósito de agua limpia a bordo. Del mismo modo, no hay sistema de alimentación autónomo a bordo (ni batería auxiliar ni placas solares), pero el remolque se puede enchufar a la toma de corriente externa para que todo funcione. Te dejamos una galería de la Mammoth Overlan, un remolque-caravana comercial bastante más costoso:

Galería: Mammoth Overland ELE caravana off-road

Está claro que no es una caravana comercial y que carece de muchos elementos de confort, como una fuente de energía autónoma o un pequeño cuarto de baño.

Pero teniendo en cuenta el listado interminable de caravanas ligeras que hemos visto pasar por aquí, con precios muy superiores a los 20.000 dólares, este remolque convertido en minicaravana, por un precio irrisorio, no está nada mal.