Siempre está bien conocer motos extrañas, así que... ¿qué mejor momento para echar un vistazo a un ejemplar muy peculiar procedente de Estados Unidos? Se trata de una Harley-Davidson de tres ruedas... gracias a un remolque. 

No, no hablamos de una motocicleta con sidecar, sino más bien de una en formato pick-up. Dicho remolque se llama GouldCar y se creó para atornillarse directamente a la Harley-Davidson, sustituyendo la rueda trasera. Básicamente, daba al instante una trasera tipo camioneta. ¿Te imaginas esta misma solución con la Pan America que puedes ver a continuación? 

Invento de un australiano

Como curiosidad, esta moto con remolque servía como vehículo de transporte que se utilizaba para mover motos averiadas en los circuitos o para que los talleres locales rescataran a los pilotos que se quedaban tirados en las carreteras.

Para lograr esas finalidades, en el interior del remolque hay puntos de amarre con el fin de asegurar una moto. También puedes conocer otras curiosidades de este vehículo en el vídeo adjunto.

El fundador de la compañía GouldCar, James Goulding, era australiano, pero según cuenta la historia, cogió una Harley-Davidson Modelo J de 1917, le acopló uno de sus sidecars y procedió a recorrer 12.000 millas (más de 19.000 kilómetros) por Estados Unidos para mostrar su creación. Al parecer, las cosas fueron lo suficientemente bien como para trasladar su negocio al país norteamericano en algún momento de la década

Solo se fabricaron 13 o 14

Sin embargo, los sidecars no fueron su única creación, como se puede ver claramente en el GouldCar, que incorporaba piezas de Ford y Studebaker en su construcción, que luego se atornillaban a una Harley-Davidson para crear un vehículo muy diferente. 

¿Cuántos se fabricaron? Según Walksler, solo unos 13 o 14, y únicamente unos cinco sobreviven hasta hoy. En cuanto a cuántas funcionan, no se sabe. La que se ve en el vídeo estuvo parada muchos años hasta que se repusieron las piezas necesarias para hacerla funcionar.

Desde luego, se trata de una creación que, seguramente, no conocías. Echale un vistazo porque merece la pena conocerla más en detalle con la grabación adjunta.