Comprar un coche usado puede esconder riesgos. ¿Está realmente tan bien como dice el vendedor? ¿Los kilómetros son los que marca el ordenador de a bordo? Preguntas lógicas cuyas respuestas pueden llegar a veces demasiado tarde, cuando el trato ya está formalizado.

Por eso, a lo largo de los años han surgido diversos servicios oficiales directamente desde los fabricantes para garantizar que los automóviles de segunda mano que venden en sus concesionarios se encuentran en un buen estado. 

En el caso de SEAT, el programa Das Welt Auto se complementa ahora con una revisión profunda de todos los coches de ocasión que recibe. Veamos cómo funciona. 

Galería: Prueba SEAT León Sportstourer 2.0 TDI 115 CV Style

Inspección detallada

Una vez recogido, el coche es inspeccionado por los técnicos de SEAT en 110 puntos clave, desde la mecánica hasta la electrónica, para verificar que cada componente (dirección, suspensión, frenos, carrocería...) funciona correctamente y está en buen estado. 

Cuando se finaliza este trabajo, se realiza una prueba en carretera y, si no hay nada que cambiar o arreglar, entonces el coche está listo para entrar en el mercado de ocasión, con una garantía de 12 meses -ampliable bajo pedido hasta un máximo de 24- sobre los componentes mecánicos y eléctricos instalados de fábrica.

Para conocer estos SEAT de segunda mano, debes acceder a la web oficial, o a la de cualquier concesionario autorizado, y utiliza el menú específico para realizar distintas búsquedas. Se puede proceder por modelo, por tipo de combustible, filtrando por año, kilometraje y precio.

Un usado es compra inteligente

Dentro de cada ficha de los coches se ofrece diversa información, como por ejemplo datos técnicos y detalles de todo tipo: el equipamiento de serie o los extras incluidos.

Ahora que los precios de los coches nuevos han subido y que existen ciertas dudas sobre el tipo de vehículo que adquirir, comprar un ejemplar de ocasión puede ser una solución inteligente hasta que la era eléctrica esté completamente extendida en nuestro mercado.