Copiar un modelo puede resultar más o menos sencillo, pero clonar dos a la vez y concentrarlo en un sólo vehículo ya no lo es tanto. Te presentamos el BAIC BJ60, un todoterreno chino que cuenta con soluciones estéticas de Jeep y que también se parece al Toyota Land Cruiser. 

En su día ya te hablamos de este peculiar 4x4, pero hoy lo volvemos a recordar porque ya sabemos sus precios para el mercado chino y, como presuponíamos, es muy barato desde nuestro punto de vista europeo.

No en vano, cuesta desde poco más de 31.000 euros, a cambio de un enorme vehículo con 5,04 metros de largo, 1,95 de ancho y nada menos que 1,92 de alto, con una distancia entre ejes de 2,82 metros. Una auténtica mole, sin duda.  

Galería: BAIC BJ60, el Jeep Land Cruiser

Gasolina con hibridación ligera

En el apartado estético, el BJ60 luce una parrilla al estilo Jeep, con tres ranuras en lugar de siete, y toma la fisonomía del Toyota Land Cruiser (el lateral parece calcado). Sus argumentos todoterreno no son pocos, precisamente, pues el chasis es de largueros y travesaños y disfruta de tracción 4x4 conectable con reductora y tres bloqueos de diferencial, nada menos. 

Además, la altura libre al suelo llega a los 21,5 cm (curiosamente, como la del Land Cruiser) y firma unos buenos ángulos de ataque y salida: 30 y 24 grados, respectivamente. Eso sí, el ventral no destaca debido a la amplia batalla. 

Mecánicamente, el todoterreno asiático recurre a un motor turbo de gasolina, con 2,0 litros y 266 CV, asociado a una transmisión automática con ocho velocidades (suponemos que con convertidor de par) y a un sistema de hibridación ligera con batería de 48V, por lo que en España tendría la etiqueta Eco

Interior de calidad

El habitáculo del BJ60 no está inspirado en el del Land Cruiser (algo desfasado) ni en alguno de Jeep. Sobresalen el cuadro de instrumentos digital, el sistema multimedia con pantalla de 12,0 pulgadas, el sistema de audio premium, la iluminación ambiental, los asientos calefactados de cuero blanco perforado y el techo panorámico.

La gama del modelo chino incluye versiones con capacidad para cinco o siete pasajeros y lo cierto es que en Europa podría tener su público, sobre todo si el precio se mantuviera tan bajo. ¿A ti te gusta este vehículo?