Aprovechando el final del año fiscal 2023, que concluyó el pasado 31 de marzo, el gigante japonés Toyota ha llevado a cabo su habitual presentación de resultados y, más allá de números, el fabricante ha confirmado algunos de sus próximos lanzamientos.

Durante la propia presentación se mostró una diapositiva que dibujaba el plan de producto de Toyota para los próximos años, y que incluía un modelo deportivo y eléctrico previsto para el año 2026, del que todavía no hay ninguna información.

La silueta utilizada en la presentación para el 'Sports' no adelanta mucho, pero al menos sabemos que la marca pretende lanzar un deportivo eléctrico dentro de tres años, aunque por ahora se desconoce si será un Toyota o un Lexus.

Desde su presentación a finales de 2021, Toyota ha hablado mucho del Electrified Sport, un prototipo que adelantaba un futuro deportivo eléctrico. En caso de que el modelo de la imagen sea la versión de producción de este concept, hablaríamos entonces de un modelo de Lexus que sería el sucesor espiritual del Lexus LFA.

De hecho, la marca de lujo de Toyota mencionó que este prototipo es un adelanto del "deportivo a batería de próxima generación que hereda la 'salsa secreta' y el regusto de conducción de lo aprendido en el desarrollo del LFA".

Por lo que sabemos hasta ahora, la versión de producción del deportivo biplaza Electrified Sport contará con tracción a las cuatro ruedas, lo que significa que tendrá una configuración de al menos doble motor, uno por eje.

También está prevista una caja de cambios manual simulada, así como dirección y equipo de frenos 'by wire', de control electrónico. Sobre el papel, aquel prototipo anunciaba una aceleración de 0 a 100 km/h en poco más de 2,0 segundos y hasta 700 kilómetros de autonomía. Lexus afirmó anteriormente, además, que el biplaza deportivo está siendo desarrollado para acomodar baterías de estado sólido.

En cualquier caso, el modelo de la presentación podría también ser un Toyota, en concreto el Sports EV mostrado junto al Electrified Sport en 2021, que tendría un menor tamaño y competiría con modelos como el futuro Porsche 718 eléctrico.

Galería: Deportivo eléctrico de Toyota