El fabricante de réplicas Amalgam, reconocido por la alta calidad y el gran cuidado por el detalle de sus creaciones, acaba de desvelar uno de sus últimos productos, que difiere bastante de los modelos a los que estamos acostumbrados.

Lo que ves en las imágenes es una réplica a escala 1:4 de la carrocería del mítico y carísimo Ferrari 250 GTO, fabricada a mano en aluminio y con un precio que, como podrás imaginar, resulta disparatado, al menos para el común de los mortales.

Réplica de la carrocería del Ferrari 250 GTO de Amalgam

Es cierto que muchos de los modelos a escala 1:8 de Amalgam suelen superar con creces los 10.000 euros, pero en este caso, tratándose de una carrocería a escala 1:4 fabricada artesanalmente, con 'martilleo' a mano, el precio asciende a 73.295 dólares, que al cambio son 65.600 euros, aproximadamente.

Y es que Amalgam fabrica esta carrocería de Ferrari de igual forma que lo hizo en su día Carrozzeria Scaglietti, en la primera mitad de los años 60 del siglo pasado, dando forma a los paneles de aluminio manualmente, a golpe de martillo.

Réplica de la carrocería del Ferrari 250 GTO de Amalgam
Réplica de la carrocería del Ferrari 250 GTO de Amalgam

Este modelo a escala 1:4 mide 1,08 metros de largo y pesa alrededor de cinco kilogramos, gracias a la ligereza del aluminio. En las imágenes se muestra sobre una estructura de madera de nogal, pero Amalgam también ofrece otro tipo de soportes para la carrocería y se puede incluso colgar en una pared, si el cliente así lo quisiera. 

Según la compañía, la réplica se encuentra actualmente en desarrollo, estará disponible únicamente bajo pedido y es una fiel reinterpretación de la carrocería del modelo original, que recordemos es el coche más caro del mundo.

2.- Ferrari 250 GTO (1962)

Ferrari 250 GTO de 1962

En 2018, un ejemplar del 250 GTO con la carrocería GTO II logró alcanzar un precio en subasta de 43,9 millones de euros, por lo que sigue ostentando el récord en subasta pública, seguido de lejos en segunda posición por otro 250 GTO, vendido en 2014 por 34,5 millones de euros.

En un futuro, Amalgam pretende ofrecer más carrocerías réplica de este tipo, como por ejemplo la del 250 Testa Rossa, un diseño firmado también por Scaglietti, que será el siguiente, si bien el catálogo se ampliará con los 265 GTB y 275 GTB/4.