Con la llegada del año 2023, la zona de bajas emisiones (Z.B.E.) de la capital de España ha seguido avanzando, acorde al programa marcado por el plan de movilidad Madrid 360.

Un plan que, como ya te hemos contando en alguna que otra ocasión, tiene en su punto de mira a los coches más contaminantes, representados para la administración por todos aquellos que no lucen un distintivo ambiental de la DGT (o lo que es lo mismo, con etiqueta A).

Y si a comienzos del año 2022, estos coches fueron expulsados del interior de la M-30, prohibiéndoles su acceso a la zona interior de la capital y la posibilidad de aparcar en la zona de estacionamiento regulado (SER) de la ciudad de Madrid, ahora tampoco pueden circular por la vía de circunvalación.

Los coches más contaminantes, fuera de la M-30

Y es que, a partir del pasado día 1 de enero de 2023, todos estos coches sin distintivo ambiental no pueden circular por la M-30. Pero... ¿todos? La verdad es que no, como puedes imaginar, la ley también tiene sus excepciones; cuatro para ser exactos. Y a continuación, te las enumeramos.

Galería: Calles de Madrid

Los cuatro vehículos sin etiqueta que pueden entrar a la M-30

La primera excepción la encontramos en los residentes de la propia ciudad. Es decir, todos aquellos vehículos que de cara a la DGT estén domiciliados en Madrid y paguen el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica del Ayuntamiento de Madrid, a fecha 1 de enero de 2022. Una medida que no es de carácter retroactivo: si ahora empiezas a pagarlo en la capital, ya no puedes circular por la M-30.

La segunda, y más celebrada por todos los que nos gustan los coches, es que el modelo en cuestión esté catalogado (y matriculado) como vehículo histórico, acorde a la normativa vigente.

También escapan a la prohibición todos los vehículos catalogados en la categoría A, pero que no sean turismos. O lo que es lo mismo, camiones, furgonetas, motocicletas y ciclomotores.

Y por último, los que sirvan para transportar a personas con movilidad reducida, que cuenten con la acreditación para aparcar en plazas destinadas a su uso exclusivo. Eso sí, siempre que figuren en el sistema que controla el acceso a la Z.B.E.

M-30 / Madrid Calle 30

La multa por circular indebidamente, de 200 euros

¿Cómo se controla todo esto? Pues en base a un sistema de cámaras que leen las matrículas e identifican a los vehículos, con sanciones de 200 euros para los coches que incumplan la normativa.

Unas cámaras que, por cierto, algunas asociaciones ya han pedido que también se empleen para controlar y sancionar a los vehículos que circulen sin haber superado la ITV.

Fuente: Ayuntamiento de Madrid