No sé si en tu puesto de trabajo o con la familia o los amigos has tratado este tema, pero nosotros, en nuestra redacción, desde luego que sí. ¿Viajamos más distraídos circulando a 90 o 120 km/h, en carreteras con poco tráfico o cuando apretamos más el acelerador? 

Mi percepción, y también la de mis compañeros, es que, al desplazarte a la velocidad máxima legal por tramos rectos y sin apenas circulación, no solemos estar plenamente concentrados al volante, pues el ritmo es quizá demasiado tedioso y lento. 

En cambio, al viajar algo más rápidos (fuera de la legalidad, todo hay que decirlo), la mayor velocidad nos hace estar más 'enganchados' a la conducción y plenamente pendientes de todo lo que sucede en nuestro vehículo y del resto de usuarios de la vía. 

 

Llevado este pensamiento al extremo, puedo asegurar que cuando he podido conducir/pilotar en un circuito de velocidad, todos los sentidos se centran en llevar el coche por donde quieres y de la forma más rápida y eficaz posible. Todo lo demás pasa a un plano totalmente secundario. 

DGT: no hay diferencia de atención

¿A ti te sucede lo mismo? Nos alegra no ser unos 'bichos raros', la verdad. No obstante, la DGT no está de acuerdo y, según explica en uno de sus últimos tuits oficiales, "la diferencia de atención es mínima" yendo rápido o lento. 

Esta conclusión le permite recomendar que limites tu velocidad de desplazamiento porque "las consecuencias de un accidente a mayor velocidad son muchísimo más graves". Lo cierto es que, por regla general, así es. 

Galería: Actualidad y seguridad vial

No bajará la velocidad máxima legal

Por suerte, Pere Navarro ha dicho en el Simposio de Movilidad de EL ESPAÑOL-INVERTIA que no tiene intención de bajar los límites de velocidad máxima, a pesar de la fuerte subida del coste de los carburantes.

Nuestro consejo es que, al volante, te centres siempre en la conducción. Olvídate del móvil, de fumar o de prestar atención a otras cosas, porque ya sabes que las distracciones son una de las principales causas de accidentes mortales en nuestro país.