La Vuelta a España 2022 llega hoy a su fin, y el equipo AG2R Citroën (una de las escuadras que forman la categoría World Tour) está firmando un buen papel en la tercera carrera por etapas del año, tras el Giro de Italia y el Tour de Francia. A fin de cuentas, el australiano Ben O'Connor se ha colado en el Top 10 de la general.

Pero la relación de Citroën con el equipo va mucho más allá del propio patrocinio, ya que pone a disposición de la escuadra una amplia flota de vehículos, con el papel protagonista para el nuevo C5 X y también, para un espacioso SUV como el Citroën C5 Aircross. Todo, acompañado por una práctica y capaz furgoneta, como es la Citroën SpaceTourer.

Estos son los coches que han acompañado al equipo durante 21 etapas, con un recorrido que se inició en Utrech, Países Bajos, y finalizará hoy mismo en Madrid.

Aproximadamente, el conjunto francés dispone de un total de una veintena de vehículos, que dan soporte en las distintas carreras que se disputan a lo largo del año.

Siempre, teniendo en cuenta que en una misma fecha pueden llegar a coincidir dos o tres competiciones distintas, en diferentes países. Sin ir más lejos, esta semana el equipo compitió a la vez en España y Canadá.

La relación de Citroën con el ciclismo

Como curiosidad, debemos recordar que, ya en los años 80, Citroën estuvo involucrada en el mundo del ciclismo, con el ya legendario equipo La Vie Claire, que contaba con Bernard Hinault o Greg LeMond como corredores estrella.

Centrándonos en los modelos en custión, a lo largo de 2022, el AG2R Citroën Team tiene a su disposición nueve ejemplares del Citroën C5 Aircross Plug-In Hybrid, diez unidades del C5 X Plug-In Hybrid (del que el propio Ben O´Connor es embajador) y siete unidades de SpaceTourer.

En el caso de ambos turismos, recurren a un sistema híbrido enchufable que entrega 225 CV de potencia y que asegura una autonomía libre de emisiones en el entorno de los 50 kilómetros.