El Peugeot 404 marcó toda una generación dentro de la historia de los coches franceses. Fabricado entre 1960 y 1978, con un tirada de casi tres millones de unidades, la berlina del león también estaba disponible en carrocerías coupé, cabriolet, familiar e, incluso, una versión comercial. Sin embargo, la variante menos conocida fue la versión 'Diesel Record'.

Como su nombre indica, este Peugeot 404 tan especial batió muchos récords en los años 60 y se convirtió en uno de los coches diésel más avanzados tecnológicamente de su época, pero también resulta especial por su peculiar diseño.

Galería: Peugeot 404 Diesel Record (1965)

Una transformación para hacer historia

Con la creación del 404 Diesel Record, Peugeot pretendía demostrar que los coches alimentados de gasóleo también podían ser rápidos y no solo baratos y fiables. Por ello, el fabricante francés recurrió al carrocero parisino La Garenne para transformar un ejemplar cabriolet en un extraño prototipo monoplaza con motor de 2.163 cm3.

Se eliminó el asiento del pasajero y esta parte de la cabina se cubrió con un panel de carrocería, mientras que la cabina se redujo en tamaño y se rodeó con un parabrisas estrecho para maximizar el rendimiento aerodinámico.

Peugeot 404 Diesel Record (1965)

Además, los diseñadores suprimieron muchos accesorios para reducir el peso. La única opción real era un receptor de radio integrado en el salpicadero, donde el conductor podía tener contacto directo con los boxes durante las carreras.

¿Un récord imbatible?

Una vez terminado el desarrollo, Peugeot llevó su 404 al circuito de Montlhéry. Allí, el extraño coupé de Sochaux recorrió nada menos que 11.000 km en 72 horas a una velocidad media de 161 km/h.

Peugeot 404 Diesel Record (1965)

Las únicas paradas en boxes programadas (con una media de unos 53 segundos) fueron para repostar y para el cambio de pilotos, que tuvieron lugar cada tres horas. Toda una proeza para la época.

Durante esta increíble carrera, Peugeot batió unos 40 récords, incluido el de consumo de combustible de un coche de carreras diésel. El consumo medio fue de unos 12,0 l/100 km, una cifra bastante interesante incluso en la actualidad.

Peugeot 404 Diesel Record (1965)

Si eres un apasionado de la marca o, simplemente, alguien interesado en los récords que rodean al mundo del automóvil, debes saber que este extraño modelo todavía se puede admirar en el Museo de la Aventura Peugeot de Sochaux.