Hoy en día, se habla de hipercoches a todas y son numerosas las marcas que tienen, o tendrán, uno en su catálogo. Sobre todo, si hablamos de marcas que llevan la deportividad en su ADN. Y los superdeportivos a veces dan lugar a marcas especiales, como le ocurrió a Czinger, la jovencísima empresa estadounidense que es la 'madre' del 21C, un modelo que aspira a convertirse en la reina del segmento.

Kevin Czinger y su hijo Luke, los fundadores de la empresa, contaron a nuestros colegas de Motor1 Alemania en el Festival de la Velocidad de Goodwood cómo han creado este modelo único, cuyo nombre significa 'Siglo XXI'.

Hiperdeportivo de inspiración aeronáutica

Motor1: "El 21C es un coche extraordinario, especialmente en su interior. La cabina recuerda a la de un avión.

Luke Czinger: "Exactamente. Nuestra inspiración fue el Lockheed SR-71 Blackbird, un avión espía con una velocidad máxima de Mach 3,3". 

Kevin Czinger: "Nos inspiramos en la disposición de los asientos, en una configuración 1+1. También nació siguiendo la filosofía de "la forma sigue a la función". Hemos prestado mucha atención al rendimiento aerodinámico del coche. Hay más espacio para los apéndices aerodinámicos que en un coche con asientos laterales, para crear carga aerodinámica. El Czinger 21C genera hasta 2,5 toneladas de carga aerodinámica a 322 km/h, el valor más alto jamás alcanzado en un coche de producción".

Czinger 21C al Goodwood Festival of Speed 2022

Un deportivo con 1.250 CV de potencia

Pero echemos un vistazo (virtual) más de cerca a la tecnología del Czinger 21C: el tren motriz híbrido se basa en lo que la empresa afirma que es el motor de combustión interna de producción en serie más potente del mundo: un V8 de 2,88 litros con un cigüeñal plano y dos turbos, ubicado en el centro del vehículo, que produce un total de 950 CV y 745 Nm de par máximo. Junto a él hay un motor eléctrico de 800 voltios y un sistema de recuperación de energía.

El motor eléctrico está acoplado a las ruedas delanteras y es alimentado por un paquete de baterías que se recarga tanto por la energía disipada durante el frenado como por una MGU (Unidad Generadora de Motor). La cadena cinemática también incluye una caja de cambios secuencial de siete velocidades, en disposición transaxle y con embrague multidisco de accionamiento electrohidráulico. ¿La potencia total? Llegamos a los 1250 CV.

Czinger 21C al Goodwood Festival of Speed 2022
Czinger 21C al Goodwood Festival of Speed 2022

Motor1: "Una de las preguntas que probablemente se escuche con más frecuencia: ¿por qué construir otro superdeportivo?

Czinger: "Creo que esa podría ser la pregunta correcta, si el 21C fuera 'solo' otro superdeportivo. Esto es algo que nunca ha existido antes. Toda la producción se basa en procesos digitalizados gracias a los cuales los ingenieros pueden dar la forma perfecta a su creatividad. Formas impresas en máquinas con materiales diseñados por nosotros y luego ensambladas".

Un proceso de producción completamente diferente, que utiliza en parte tecnologías de fabricación aditiva, en el que cada componente se diseña por ordenador con ayuda de la inteligencia artificial para lograr la mejor optimización posible en términos de peso y rendimiento. Solo al final del proceso, se termina a mano.

Czinger 21C al Goodwood Festival of Speed 2022

Así nació un hiperdeportivo evolucionado respecto a la versión vista en 2020, con mayor anchura (ahora, 2.050 mm) y, sobre todo, 1.250 CV totales para mover solo 1.240 kg de peso. Eso se traduce en una relación potencia-peso de 1:1, con la posibilidad de tener también una actualización a 1.350 CV.

Sin embargo, el Czinger 21C no es solo potencia absoluta, sino también -en la medida de lo posible- sostenibilidad: de hecho, el hipercoche estadounidense está diseñado para usar no sólo la gasolina, sino también otros tipos de combustible, incluido el metanol reciclado o los combustibles sintéticos. Las cifras oficiales hablan de un consumo medio de 10,4 litros a los 100 km y unas emisiones de CO2 de 250 g/km. 

Czinger 21C al Goodwood Festival of Speed 2022

Motor1: "¿El desarrollo del motor y la transmisión es propio?

Czinger: "Así es, es nuestra cadena cinemática. Queremos que la versión final pueda conducirse en modo eléctrico para ir a por una porción de pizza y luego salir a la pista y batir el récord del circuito.

Motor1: "Sin duda, se trata de un tren motriz increíble, ¿cómo lo describiríais?"

Czinger: "Subirse a él es como conducir un coche eléctrico a baja velocidad hasta el supermercado. Luego, cuando vas al circuito, utilizas la potencia del motor central y la del motor eléctrico. Y es una absoluta bestia en la pista. Lo extraordinario es que es un coche de producción que, cuanto más rápido va, más lineal es.

Czinger 21C al Goodwood Festival of Speed 2022

Con el conductor y el pasajero en una posición central para optimizar la distribución del peso, la aerodinámica e incluso la visibilidad, el tiempo del Czinger 21C en el cuarto de milla es de 8,1 segundos, la aceleración de 0 a 100 km/h tarda solo 1,9 segundos, y alcanzar los 300 km/km desde parado requiere 13,8 segundos. ¿Velocidad máxima? Hablamos de 407 km/h, un valor impresionante pero que, a menos que se realicen nuevas mejoras, no permitirá al 21C competir por convertirse en el coche más rápido del mundo. 

No importa, porque el hiperdeportivo ya se ha llevado a casa algunas pequeñas victorias: primero, una vuelta en el Circuito de las Américas en Austin, Texas, donde pulverizó el tiempo del McLaren P1, y luego en Laguna Seca, donde rebajó 2 segundos el récord del McLaren Senna.

Czinger 21C al Goodwood Festival of Speed 2022

El hiperdeportivo estadounidense no solo pretende batir nuevos récords en la pista, sino que también quiere establecer nuevos estándares en términos de producción. Diseñada y fabricada en Los Ángeles, utiliza una nueva tecnología de vanguardia y un sistema de producción patentado. El sistema incluye un software de diseño y optimización automatizado basado en la inteligencia artificial, procesos de fabricación aditiva patentados, montaje automatizado de alta precisión y nuevos materiales de alto rendimiento.

Kevin Czinger comentó: "Hemos desarrollado desde cero nuestro software de diseño, nuestra tecnología de fabricación, nuestros materiales y nuestro sistema de montaje. Por eso el coche puede vencer a marcas como McLaren o Aston Martin en la pista. Y no porque hagamos lo que ellos hacen mejor, sino porque hacemos algo diferente.

Czinger 21C al Goodwood Festival of Speed 2022

Cada uno de nuestros componentes representa lo mejor de lo que se puede conseguir. Por ejemplo, los brazos de suspensión son huecos y tienen estructuras internas que ahorran peso en comparación con los componentes convencionales.

Hipercoche a medida

Los nuevos procesos industriales también permiten ofrecer un nivel muy alto de personalización en términos de especificaciones técnicas, diseño y acabado. Innumerables posibilidades con dos puntos de partida diferentes: el Czinger 21C está disponible en dos configuraciones: una más ligera, con muy alta carga aerodinámica, y otra más 'sencilla', con muy baja resistencia aerodinámica.

También la personalización estética, como decíamos, resulta importante, con la posibilidad de elegir entre varios materiales, incluso tejido Alcantara, un material resistente y extremadamente ligero.