Según un estudio realizado en Estados Unidos y publicado a finales de junio por la consultora J.D. Power, la calidad de los coches nuevos ha descendido. Esto nunca había pasado en los 36 años de existencia del informe.

Los resultados se obtuvieron de 84.165 compradores de automóviles nuevos en 2022. Respondieron a 223 preguntas sobre la experiencia al volante, el sistema de infoentretenimiento o las ayudas a la conducción, entre otros temas. La encuesta se realizó entre febrero y mayo de 2022.

Galería: KIA EV6 2022 prueba en video

Problemas de la cadena de suministros

David Amodeo, director mundial de Automoción de J.D. Power, ha explicado que "las interrupciones en la cadena de suministros, especialmente la escasez de microchips, han llevado a los fabricantes de automóviles a buscar formas alternativas de hacer llegar los nuevos vehículos a los compradores y alquiladores". El director añade que "en algunos casos, los vehículos nuevos se envían sin ciertas características instaladas".

"En general, la calidad inicial ha mejorado constantemente a lo largo de la historia de este estudio, por lo que el descenso de este año es decepcionante, pero comprensible. Los fabricantes de automóviles siguen introduciendo vehículos cada vez más complejos desde el punto de vista tecnológico, en un momento en el que se ha producido una gran escasez de componentes esenciales para su funcionamiento", afirma David Amodeo.

Los térmicos, mejor que los eléctricos

Para evaluar y clasificar la calidad de los coches, la empresa ha ideado un indicador: el número de problemas encontrados por cada 100 vehículos o PP100. Cuanto más bajo sea este indicador, mejor será la calidad. Este año, la media del sector es de 180 PP100.

Al parecer, los vehículos de gama alta tienen más problemas que los generalistas. Los sistemas de infoentretenimiento siguen siendo el área más problemática, incluyendo la conectividad Android Auto/Apple CarPlay, el reconocimiento de voz integrado y las dificultades de la pantalla táctil.

J.D. Power también afirma que los vehículos eléctricos (240 PP100) y los híbridos enchufables (239 PP100) son más problemáticos que los de combustión (175 PP100).

Destacan los coches americanos

Si nos fijamos en la clasificación general, Buick sería la marca de mayor calidad, seguida de Dodge y Chevrolet. Genesis es cuarta, a la par con Kia. BMW ocupa el noveno lugar, mientras que Audi y Mercedes-Benz están mucho más abajo en la lista. 

J.D. Power también ha clasificado los modelos por segmento. El Hyundai Accent lidera el sector de los coches pequeños, al igual que el BMW Serie 2 el de los vehículos pequeños premium y el BMW Serie 7 el de los automóviles grandes premium.

Los BMW X1 y X3 dominan los segmentos de los SUV premium pequeños y compactos, respectivamente. En este enlace tienes el estudio detallado.