El titular no parece novedoso, pues la UE ya había anunciado hace tiempo que prohibirá la venta de coches de combustión a partir de 2035, pero lo cierto es que Italia y cuatro países habían propuesto retrasar esa fecha a 2040. 

Finalmente, en la votación llevada a cabo ayer, el año 'ganador' fue 2035, aunque con matices, porque se planteará que se puedan matricular coches de gasolina que usen biocombustibles de cero emisiones.  

Al respecto, desde la UE explican que estos carburantes sintéticos no son muy realistas en la actualidad porque parecen prohibitivos en términos de costes, pero si los fabricantes consiguen que sean comercialmente viables, la Comisión Europea valorará su uso.

Galería: Prueba Polestar 2 Long Range Single Motor

¿Serán legales los híbridos enchufables PHEV?

Asimismo, en 2026 se estudiará el avance logrado por los híbridos enchufables, pues si siguen avanzando en lo que autonomía eléctrica se refiere, podrían ser validados de alguna manera. 

"Algunos fabricantes mantienen que los híbridos podrán llegar a lo que se necesita. Por ahora no lo hacen, pero si lo llegaran a hacer, lo reevaluaremos en 2026", explicó Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea para el Pacto Verde.

España fue uno de los países que apoyó la fecha de 2035 como el final de los vehículos térmicos. En principio, la descarbonización completa en la Unión Europea se producirá en 2050, según los planes previstos.

Normas de emisiones muy restrictivas

Mientras llega el año 2035, las próximas normativas seguirán siendo muy estrictas para reducir las emisiones contaminantes un 55% en 2030 en los turismos y un 50% en las furgonetas. 

Mientras tanto, Joe Biden, presidente de Estados Unidos, emplea una flota de decenas de coches de elevada cilindrada para desplazarse por Madrid durante la cumbre de la OTAN. Por no hablar de que plantearle a China reducir emisiones le provoca la risa floja. Hay ciertas incongruencias que a mí se me escapan de la razón... 

Fuente: El Mundo