Muchos recordaréis el Nissan Juke-R, un brutal todocamino que la firma japonesa dotó del salvaje motor V6 de su Nissan GT-R. Ahora este bloque de seis cilindros ha ido a parar a otro modelo de la casa, aunque no se trata de un proyecto oficial, sino de una firma independiente.

La compañía británica SB Motorsport ha llevado a cabo esta creación a medida para el piloto de drift Steve 'Baggsy' Biagioni, también británico, y no nos sorprendería que haga su primera aparición en el próximo Goodwood Festival of Speed.

Galería: Nissan Navara-R con motor de GT-R

Como ves, se trata de un Nissan Navara, modelo que por cierto ya no está disponible en los concesionarios de la marca en España, pero en este caso apodado Navara-R y con más de 1.000 CV de potencia, gracias al citado motor V6 biturbo de 'Godzilla'.

Básicamente, el modelo ha sido profundamente modificado, empezando por un kit de carrocería de lo más agresivo, con pasos de rueda ensanchados, nuevas taloneras, paragolpes más generosos y bajos, o diversos elementos aerodinámicos adicionales.

Nissan Navara con motor de GT-R

La modificación más importante es, sin duda, la instalación del motor V6, que en este caso no es el 3,8 litros del GT-R de serie, sino una variante preparada y de cilindrada ampliada (VR41), que alcanza los 4,1 litros y desarrolla una potencia máxima de 1.014 CV, nada menos.

Por supuesto, toda esa fuerza bruta se reparte entre las cuatro ruedas, a través de una transmisión de doble embrague desarrollada específicamente para el modelo por parte de la compañía neozelandesa Dodson Motorsport.

Nissan Navara con motor de GT-R

Además, la suspensión se ha rediseñado por completo e incluye amortiguadores KW V4 Racing Coilover o un sistema hidráulico para levantar el vehículo. Las llantas, por su parte, son BBS de 20 pulgadas, mientras que los frenos los firma Alcon.

No sabemos cómo de rápido es exactamente este Nissan Navara-R, pero con semejantes cifras, suponemos que será un auténtico cohete, capaz además de achicharrar sus cuatro neumáticos sin demasiado esfuerzo. Que sepamos, es el primer y único proyecto del Navara equipado con el motor del superdeportivo de Nissan.

El habitáculo se mantiene prácticamente de serie, aunque sí se han instalado un sistema multimedia firmado por Kenwood y un cuadro de instrumentos digital.