¡Piden casi 650.000 euros por él!

Si eres un aficionado al mundo del automóvil y tienes buena memoria, seguro que recuerdas, allá por el año 2012, uno de los SUV más extremos que se han fabricado nunca. Me refiero al Nissan Juke-R que, como carta de presentación, montaba el propulsor 3.8 V6, biturbo, del GT-R. Vaya 'torpedo'...  

El proyecto, lejos de abandonarse, se mejoró en 2015 con la versión 2.0. Lógicamente, la producción fue realmente limitada (lo sorprendente es que se fabricara, de hecho), hasta el punto de que, para Reino Unido, solo estaban destinados cuatro ejemplares. Pero resulta que hubo una quinta unidad, fuera de las oficiales, desarrollada por Severn Valley Motorsport, un especialista británico de tuning. 

Galería: A la venta un Nissan Juke-R

Pues bien, ese Juke aún más especial está a la venta en VDM Cars, un concesionario alemán. Oficialmente, se le conoce como SVM Juke-R700 y disfruta de un motor potenciado, gracias a nuevos inyectores de 1.050 cm3, y mejoras en el sistema de admisión y el escape. ¿La potencia? Alrededor de 700 CV, frente a los 600 del Juke-R 2.0 oficial.

Estas mejoras mecánicas casaban perfectamente con los cambios realizados por la propia marca respecto al Juke-R de 2012. Por ejemplo, el todocamino disfruta de amortiguadores adaptativos, así como de discos de freno delanteros de la firma SVR y de pinzas delanteras y traseras del propio GT-R. 

El SVM Juke-R700 también hereda del superdeportivo las llantas de aleación de 20 pulgadas, que se montan en neumáticos Bridgestone: 225/40, los delanteros, y 285/35, los traseros. Los toques personalizados continúan en el habitáculo, con componentes también del GT-R, incluyendo la instrumentación, así como una jaula antivuelco.

Por supuesto, el modelo asiático disfruta de un sistema de tracción integral, fundamental para controlar el enorme poderío que surge debajo del capó. La transmisión automática de doble embrague, con seis velocidades, es capaz de asumir el par motor que se genera.

A la venta un Nissan Juke-R

Pero lo mejor de todo es que el SUV japonés tan solo ha recorrido ¡20 kilómetros! Por lo tanto, no nos extraña que su precio sea desorbitado: 649.500 euros. Seguro que algún millonario excéntrico acaba por comprarlo. 

Lamentablemente, parece casi imposible que Nissan dé luz verde a un proyecto semejante con la segunda generación del Juke. No están los tiempos para grandes gastos de este tipo, más aún, con la crisis provocada por el coronavirus...