Presentación: 23 de abril de 1954, en el salón del Automóvil de Turín

Características destacadas: ¡Motor de turbina de gas!

¿Por qué recordamos este concept?

Da igual de qué momento de la historia hablemos. A medida que se fortalece el vínculo de las personas con los automóviles, las nuevas tecnologías siempre allanan el camino. Hoy en día, los coches eléctricos ya son una parte importante de nuestras vidas. Con las nuevas normas de emisiones, casi hemos llegado al punto de decir adiós a los coches de combustión interna.

Pero hoy viajaremos hasta una era más 'analógica', donde no existían reglas de emisiones como las actuales Euro6d, 7d... Tanto es así, que sería casi imposible que este prototipo olvidado de Fiat naciera en nuestros días.

1954 Fiat Turbina

En 1948, el ingeniero jefe de Fiat, Dante Giacosa, junto a Vittorio Bellicardi, quien se hizo cargo del proyecto con su equipo, comienzan a trabajar en un motor de turbina de gas para mover un automóvil de pasajeros. Bellicardi hace los cálculos necesarios y pone en marcha el proyecto secreto.

Activo en este período, el departamento de aviación de Fiat interviene en el proceso, con gran secretismo. De hecho, empiezan a trabajar en el motor en sí, conocido solo por unos pocos ingenieros de Fiat.

Después de casi dos años de proyecto, se completa la producción del motor de turbina de gas, con el código interno Tipo 8001. El sistema, que funciona con un compresor centrífugo de dos etapas, está conectado directamente al eje trasero. El motor, que no necesita caja de cambios, puede producir 300 CV según datos de Fiat.

Galería: Prototipos olvidados: Fiat Turbina (1954)

Durante este tiempo, la introducción de Rover de su propio motor de turbina de gas acelera el proceso. La gerencia de Fiat, que dio el visto bueno al Turbina en poco tiempo, apretó el botón para el desarrollo del vehículo.

El modelo, que se presentó a los visitantes en el salón del Automóvil de Turín de 1954, llama la atención por su diseño innovador y su carrocería aerodinámica. Intentando diseñar el modelo de una manera muy suave, los ingenieros también reducen el coeficiente aerodinámico del vehículo a 0,14. Tanto es así que este récord permaneció en manos de Fiat hasta 1984.