El preparador alemán BRABUS es conocido especialmente por sus creaciones basadas en modelos de Mercedes-Benz, pero lo cierto es que de vez en cuando nos sorprende con algún proyecto que toma como base vehículos de otras marcas, como es el caso.

El automóvil de las imágenes es un Rolls-Royce Ghost de la nueva generación (la segunda), presentada a finales del año 2020, y BRABUS lo ha utilizado como base para exprimir todavía más potencia y aportar un toque de deportividad, aunque manteniendo la elegancia del modelo. De momento, eso sí, no se ha anunciado el precio de la preparación.

Galería: BRABUS 700 Rolls-Royce Ghost

Todo comienza con un kit aerodinámico que consta de un splitter delantero, tomas de aire más agresivas o un pequeño y sutil alerón sobre la tapa del maletero, fabricado en fibra de carbono, pero en general todo resulta bastante discreto, al menos para lo que suelen ser este tipo de preparaciones.

Tampoco falta un difusor de fibra de carbono que integra cuatro salidas de escape, cada una de ellas con embellecedores también de carbono. BRABUS ofrece además un escape opcional con válvulas controladas electrónicamente, lo que permite alterar el sonido del mismo mediante dos modos: 'Sport' y 'Coming Home'. 

BRABUS 700 Rolls-Royce Ghost
BRABUS 700 Rolls-Royce Ghost
BRABUS 700 Rolls-Royce Ghost

En la vista lateral llaman la atención las enormes llantas de aleación, en este caso de 22 pulgadas de diámetro y equipadas con neumáticos en medidas 265/35 ZR22 delante y 305/30 ZR 22 detrás. El especialista ofrece también un módulo específico para la suspensión neumática, de desarrollo propio, que permite rebajar la altura de la carrocería en 30 milímetros.

Por supuesto, el habitáculo del Ghost puede lucir todo lo que el cliente decida, pero en el caso del ejemplar de las imágenes, incluye una tapicería de cuero blanco, en contraste con el exterior negro, así como inserciones de Alcantara negra o molduras de fibra de carbono.

BRABUS 700 Rolls-Royce Ghost
BRABUS 700 Rolls-Royce Ghost
BRABUS 700 Rolls-Royce Ghost

Para algunos lo más interesante será precisamente la preparación mecánica, ya que BRABUS ha 'metido mano' al bloque 6,75 litros V12 biturbo del lujoso modelo británico, que ahora alcanza los 700 CV de potencia y 950 Nm de par motor máximo, un importante paso adelante con respecto a los 571 CV y 850 Nm de serie.

Esta mejora de 129 CV y 100 Nm se logra principalmente mediante un módulo de gestión electrónica (Brabus PowerXtra RR68-700) para el motor de doce cilindros y a una nueva calibración para el sistema de inyección. Todo esto se traduce en una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos (dos décimas menos) y una velocidad máxima de 250 km/h.