En el mundo del automóvil, las llamadas a revisión son frecuentes y algunas afectan a numerosas unidades, millones incluso. Además, en ciertos casos, el problema es grave porque tiene que ver con los frenos o hasta hay riesgo de un incendio.

La última que hemos conocido es de las más curiosas que ha llegado nunca a la redacción. Tan solo se ha citado en el taller ¡a un único ejemplar! En concreto, hablamos de un Bugatti Chiron, cuya producción está limitada a 500 ejemplares. 

Galería: Bugatti Chiron 2017: primera prueba

Varias revisiones de Bugatti

No es la primera vez (ni posiblemente la última) que la empresa de Molsheim es noticia por este motivo. Recientemente, Bugatti tuvo que revisar varios Chiron Pur Sport por un problema de neumáticos.

En 2020, la marca francesa llevó a sus talleres a algunos Chiron y Divo para corregir el funcionamiento del control de estabilidad. Por lo tanto, ni siquiera comprando un hiperdeportivo de varios millones de euros, el cliente puede estar libre de estos problemas.

En este caso, la llamada a revisión de una sola unidad demuestra que Bugatti hace todo lo posible por solucionar el más mínimo contratiempo de cualquier cliente.

Un solo tornillo

El ejemplar afectado es de un cliente estadounidense que tiene un pequeño problema con un tornillo de fijación delantero. El propietario ha sido advertido de que es necesario pasar por el taller para corregir ese fallo.

Según Bugatti, este tornillo no está suficientemente apretado: "Uno de los dos tornillos que fijan un soporte al chasis tiene un par de apriete un 50% inferior al necesario (9 Nm en lugar de 19 Nm)".

El problema del apriete de los tornillos podría, según Bugatti, "comprometer la protección estructural y aumentar el riesgo de lesiones en caso de choque". Ante tal situación, nada mejor que subsanarla y que el cliente siga disfrutando de su coche sin ningún riesgo.