Ya hemos hablado en alguna ocasión del Wuling Mini EV, un coche eléctrico de origen chino que resulta ser el más vendido del gigante asiático, por delante de los de firmas como Tesla. Ahora, el fabricante ha decidido lanzar una versión algo más lujosa del modelo.

Denominado Wuling Air EV, este mini coche eléctrico, de dos o cuatro plazas, estrenará a partir del tercer trimestre del año una variante más refinada, posicionada en la gama por encima del Mini EV y con un diseño también algo más agresivo.

Las primeras imágenes del modelo aparecieron hace unos días, y dejan ver unas formas cuadradas y un conjunto, en general, bastante peculiar, que difiere en función de la versión elegida, ya que están disponibles dos carrocerías diferentes.

Galería: Wuling Air EV

Por un lado una versión de batalla corta, con dos asientos exclusivamente, y por otro una de variante de batalla larga, de mayores dimensiones y con espacio para cuatro personas.

El Air EV LWB mide 2,97 metros de largo, 1,51 de ancho y 1,63 de alto, con una distancia entre ejes de 2,01 metros y un peso de apenas 860 kilogramos. Por su parte, la versión corta o Air EV SWB se conforma con 2,6 metros de longitud, 1,51 metros de ancho y 1,64 de alto, con 1,64 metros de batalla y apenas 760 kilos de peso.

Además, el SWB (Short Wheelbase) y el LWB (Long Wheelbase) se distinguen por la forma diferente de la ventanilla trasera en el caso del cuatro plazas, que es más baja. Si bien no sabemos qué tamaño tienen las llantas, desde luego parecen muy, muy pequeñas.

Wuling Air EV

El modelo lo fabrica la joint-venture SAIC-GM-Wuling, y esconde un motor eléctrico de 40 CV, que envía la potencia a las ruedas traseras únicamente. De momento, no obstante, el resto de especificaciones no han trascendido, aunque sabemos que la batería será de litio-ferrofosfato (LiFePO 4) y alcanzará 100 km/h de velocidad máxima.

Como hemos dicho, este GM-Wuling Air llegará al mercado chino a partir de la segunda mitad del año 2022, con un precio inicial estimado de 55.000 yuanes para la versión corta, es decir, unos 7.800 euros al cambio, y de 65.000 yuanes o 9.200 euros para la larga.